Síguenos
Mi bebé y yo

Baby-led weaning: alimentación complementaria a demanda

( 1 voto) load

El “baby-led weaning” es una nueva corriente de introducción de la alimentación complementaria del bebé. Los tiempos y el orden de la introducción de los nuevos alimentos ya no son tan estrictos. Te explicamos en qué consiste.

El baby-led weaning, es decir, la alimentación complementaria del bebé a demanda como alternativa a la introducción tradicional de nuevos alimentos en la dieta del bebé, está ganando adeptos en los últimos años. Cada vez son más las mamás, y los profesionales, que no son tan estrictos en los tiempos ni en el orden de introducción de los nuevos alimentos, y dejan que sea el bebé quien guíe a los adultos en el camino hacia la dieta variada.

¿Un ejemplo de “autodestete”?, por llamarlo así, si bien la leche materna, o la artificial, continúa siendo el principal alimento del bebé hasta el año o más, complementada con otros alimentos sólidos, según las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud): un bebé de siete meses coge un limón y se lo come gustosamente. Ante la expresión de sorpresa de las personas que presencian la escena, su mamá comenta “la pediatra dice que se puede”. Si el niño se siente atraído por un limón, ¿por qué negárselo? Según el nuevo modelo de introducción de la alimentación complementaria, es el bebé quien escoge el menú. Por supuesto, con sentido común. Si el niño quiere chupar un trozo de pan, de manzana o de las verduras que hay en el plato de sus papás, no hay ningún problema. Naturalmente, no se le deberán ofrecer alimentos muy condimentados o especiados, ni alimentos fritos.

Las primeras pruebas se pueden realizar a partir de los cinco meses, sin el niño se muestra interesado. De lo contrario, se puede continuar con la lactancia materna exclusiva a demanda o con la lactancia artificial, hasta los seis meses. Atrás quedan los calendarios de introducción de nuevos alimentos demasiado estrictos, que han representado una especia de “Biblia” para las mamás hasta hace pocos años. En la actualidad, las indicaciones de los especialistas suelen ir en otra dirección, lo cual puede desorientar a los papás. Según las pautas más recientes, la introducción de nuevos alimentos no debe iniciarse antes de los cuatro meses ni después de los seis meses o seis meses y medio. La familia podrá basarse en las señales del niño, teniendo en cuenta que los primeros purés siempre deben completarse con las tomas de leche.

A continuación, te damos cinco pautas básicas del la alimentación complementaria a demanda, o baby-led weaning.



big Img
Foto 1 de

|

¿Cómo se introducen los distintos alimentos?

El orden de introducción de los diferentes alimentos en la dieta del niño no tiene tanta importancia como antes. Por lo tanto, no hay que ser tan rígidos. Lo importante es dar el pecho al bebé durante todo el tiempo posible y ofrecerle alimentos variados.

|

¿Cómo actuar con los alimentos alergizantes?

El gluten, los huevos y el pescado se deben introducir desde el principio, o casi. Los especialistas ya están de acuerdo. Los estudios al respecto han concluido que retrasar la introducción de alimentos susceptibles de provocar reacciones alérgicas no sirve para nada, lo que representa una de las principales novedades de los últimos años. Algunos estudios muestran incluso que el número de alergias alimentarias aumenta si la introducción de los alérgenos se retrasa.

|

¿Cuándo hay que introducir el gluten?

No antes de los cuatro meses y no más tarde de los siete. Lo mejor es introducirlo cuando todavía se da el pecho, para combatir una posible intolerancia. Está desaconsejado posponer la introducción del pan y de la pasta con gluten: es oportuno saber si el pequeño es celiaco desde el principio.

|

¿Cuáles son los alimentos que hay que introducir?

Los alimentos que no deben faltar en la dieta del bebé son los que contienen proteínas y hierro, así que es bueno empezar con un puré de carne y verdura. Asimismo, es importante variar y alternar la carne con queso, huevos y otros alimentos. Hay que tener en cuenta la capacidad de deglución y de masticación del niño. Por este motivo, al principio, los alimentos deben triturarse o rallarse. De todos modos, el punto de referencia siempre debe ser el pediatra.

|

¿Qué hay de la regla de introducir los alimentos por separado?

También esta regla ha pasado a un segundo plano. Introducir varios sabores a la vez, por ejemplo, verduras variadas, no es un error. Lo importante es acostumbrar al niño a comer sano y equilibrado, y el ejemplo de los papás en este sentido es fundamental.

Te puede interesar

Baby-led weaning: alimentación complementaria a demanda Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

La verdad es que cada vez que me paro a leer alguno de vuestros artículos alucino más. Escribís por escribir, sin informaros de los temas.
No se empieza con blw a los 5 meses ( el bebé ha de cumplir una serie de requisitos: que ya no tenga reflejo de extrusión, que se mantenga solo sentado sin ayuda... Entre otros). Si hablas de blw no puedes hablar de purés, se trata precisamente de eso, de no dar purés ni papillas a no ser q ese día toque comer puré para toda la familia....
Y bueno , para q voy a decir más, que lo que hacéis es confundir y desinformar.
Y, obviamente, esta forma de alimentación no es nueva.