Lactancia materna inducida: recuperar o estimular la lactancia

PUB - Banner skin_top OAS_AD 'Top3'

login

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner skin_left OAS_AD 'Frame1'

PUB - Banner skin_right OAS_AD 'Frame2'

PUB - Banner OAS AD 'Top' Debajo de logo

Google search

Lactancia materna inducida

1 1 1 1 1 3(18 Votos)
Lactancia materna inducida


Reiniciar la lactancia materna es posible cuando la producción de leche se ha interrumpido. Requiere esfuerzo, pero si se estimula el pecho de forma adecuada, la tasa de éxito es elevada.

La capacidad de producir leche está determinada por la correcta estimulación del pecho. Cuanto más frecuente es la estimulación, más leche conseguirá producir la mamá.  En general, lo más recomendable es estimular el pecho cada tres horas, de forma natural o artificial. 

El vaciado es lo que provocará el aumento de la producción de leche. Ante la succión (del niño o artificial), el pecho de cualquier mujer va a provocar una alza de la prolactina (la hormona que estimula la producción de leche) y de oxitocina (la hormona que estimula la eyección de la leche).

Mientras la leche no llega, o la producción es insuficiente, es muy aconsejable recurrir al Sistema de Nutrición Suplementaria (SNS). El niño estimulará el pecho, se rehabituará a la succión del pezón (si se ha acostumbrado al biberón) y, al mismo tiempo, recibirá la cantidad necesaria de alimentación.

Existen factores que facilitan el proceso de inducción de la lactancia y son los siguientes:

• La edad del bebé: cuanto más pequeño mejor. Al crecer, los niños pierden el reflejo de succión. Es mucho mejor si el bebé es menor de tres meses.

• La disposición del bebé. El éxito aumenta entre los lactantes que aceptan el pecho ya en los primeros intentos.

• Es mejor cuanto más reciente haya sido el destete. Si hace más de un año que se interrumpió la lactancia materna, es más difícil recuperar la producción de leche; pero no imposible.

• No haber usado biberones. Es mejor si el bebé ha sido alimentado con sistemas alternativos, como jeringuillas (sin agujas) o cucharillas.  El bebé puede rechazar el pezón si se ha habituado al biberón.

La inducción de la lactancia materna es difícil, pero asequible

Se trata de un proceso con una tasa de éxito muy alta. Las estadísticas estadounidenses señalan que el 36% de las mujeres que lo intentan, a los dos meses están alimentando sólo y exclusivamente con su leche. El resto, el 64%, produce leche pero la ha de complementar la alimentación del bebé.

Con paciencia, dedicación y esfuerzo, la mamá puede conseguir que la leche materna "vuelva". Sin embargo, el poder de la estimulación del pecho correcta es tal, que incluso es posible que mamás adoptivas que nunca han parido consigan producir leche. En este caso, el proceso es más difícil, pero no por ello imposible.

0
0
0
0 Comentarios Comentar

¿Necesitas ayuda? Pregunta a otras mamás como tú en el Salvamamás

Y tú ¿Qué opinas?
Comentarios
  • No se han encontrado comentarios
ACTIVIDAD RECIENTE

login movil

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Bottom2' Articulo Patrocinado

PUB - Banner OAS AD 'Bottom1' Articulo Patrocinado