Mi bebé y yo

Mantener la lactancia con el sacaleches

( 1 voto) load

El sacaleches permitirá a las mamás mantener la producción de leche mientras interrumpen las tomas y el niño deja de mamar. Esto, les facilitará, después, el reinicio de la lactancia materna.

Sea cual sea la causa que ha obligado a interrumpir la lactancia, lo primero que hay que hacer es mantener activa la producción de leche. Vacía el pecho con un sacaleches, que deberá emplearse siguiendo el mismo ritmo de las tetadas. 


En el mercado existen sacaleches manuales y eléctricos. No obstante, tanto unos como otros proporcionan el mismo resultado, es decir, el vaciado del pecho y la estimulación del organismo para que siga secretando prolactina, la hormona que garantiza una producción continuada de leche materna.

No se debe administrar la leche materna extraída con el sacaleches, cuando la madre ha tenido fiebre o está tomando fármacos que pueden resultar peligrosos para el pequeño. En este caso, la leche materna se seguirá extrayendo, para mantener activa la producción, pero no se la daremos al bebé.

Sin embargo, si la leche extraída con el sacaleches sigue siendo buena, se puede administrar con métodos alternativos a la tetada. En este caso, es recomendable evitar el biberón si la mamá desea retomar la lactancia materna.

Almacenar la leche materna

Si la interrupción de la lactancia materna se puede programar, la leche se puede extraer y almacenar en los días previos. Durante los días precedentes, se puede vaciar el pecho al finalizar cada tetada. Esta leche se puede guardar en el frigorífico, durante tres días, o en el congelador, hasta dos meses.

Los recipientes tienen que ser de plástico rígido completamente limpios, en el frigorífico, donde se mantienen en perfecto estado durante unos dos o tres días. Deben evitarse los recipientes de plástico blando, porque pueden alterar la composición de las grasas de la leche.

Prohibido el biberón

Si no puedes amamantar, pero tu leche sigue siendo buena, además de extraerla con el sacaleches puedes administrársela al bebé con métodos alternativos al biberón. Si durante la interrupción de la lactancia materna hay que recurrir a la leche de fórmula, también procura evitar el biberón.

La tetina podría interferir en la succión normal del pequeño, que podría acostumbrarse y rechazar el pecho al retomar la lactancia materna. Se puede utilizar una taza, una cucharita o un vaso (en el mercado, hay modelos muy flexibles, parecidos a cuentagotas, que facilitan la succión). Si el bebé es muy pequeño, puedes utilizar una jeringuilla (por supuesto, sin aguja).

 

Te puede interesar

Consejos para mantener activa la lactancia con el sacaleches Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)