Síguenos
Mi bebé y yo

Cuidados del pecho antes y durante la lactancia

No hay que esperar a acabar la lactancia para empezar con los cuidados contra la flacidez del pecho. Ya durante el embarazo y la lactancia se puede ir tratando la piel y el tejido.

Al quedarte embarazada deberás prestar más atención a los cuidados del cuerpo, como el pecho, que aumentará de volumen y, si no lo cuidas adecuadamente, se puede volver flacido. Para evitarlo, toma nota de los siguientes consejos:

Antes de lalactancia
• Masajea el seno, al menos una vez al día, con una crema o un aceite de alto poder hidratante y reafirmante, previniendo así la aparición de las antiestéticas estrías.

• Utiliza, cuando te duches o te bañes, un jabón neutro y delicado.

• De vez en cuando (una vez por semana o cada 10 días) hazte una exfoliación, evitando la zona del pezón, y aclárate alternando agua caliente y fría.

Durante lactancia
• Pon tu bebé al pecho frecuentemente. Esto impedirá al seno llenarse demasiado entre una toma y otra, favoreciendo así la relajación de los tejidos.

Lleva sujetadores que no compriman demasiado el pecho.

• Procura que el niño, en el momento de la toma, se agarre al pecho de manera correcta, porque de este modo podrá vaciarlo completamente.




Te puede interesar