Mi bebé y yo

Sacaleches: cuándo y cómo utilizarlo

( 6 votos) load

Los motivos que llevan a una mamá a utilizar el sacaleches son muchos y variados. Su uso resulta muy recomendable si ayuda a prolongar la lactancia materna. ¿Cuándo y cómo hay que utilizar el sacaleches?

Durante la lactancia materna, puedes utilizar el sacaleches. De hecho, en numerosas ocasiones es muy recomendable. ¿Cuándo?

Cuándo utilizar el sacaleches

- Cuando al recién nacido le cuesta coger el pecho (es el caso de los bebés prematuros). En este caso, la mamá debe estimular desde el primer día la subida de la leche y el sacaleches puede ser de gran ayuda. Una vez realizada la extracción, la leche se conserva hasta que el pequeño chupe por sí solo.

- Si la mamá produce más leche de la que el niño toma, el sacaleches también es muy recomendable. Al vaciar los pechos de esta leche "extra", se evitan posibles obstrucciones y mastitis, una infección de la glándula mamaria que se manifiesta con una mancha roja sobre la piel del pecho.

- Cuando la mamá tiene grietas en los pezones. El sacaleches y el biberón (u otros métodos alternativos para dar la leche) llenos de leche materna pueden ser muy útiles mientras se solucionan problemas físicos de este tipo, que impiden a la mamá dar el pecho.

- Si el niño tiene malformaciones en la boca o en el paladar que dificultan la succión del pecho. En este caso, gracias al sacaleches, el pequeño puede tomar leche materna.

- Cuando la mamá vuelve al trabajo o se ausenta por unos días, la conservación de la leche materna es útil. De esta forma, podrá garantizar al bebé su leche, que se la darán con un biberón.

- La mamá también puede extraerse leche para conservarla cuando tenga que tomar medicamentos. En este caso, puede extraerse la leche antes de tomar los medicamentos y así, durante los días que dure el tratamiento, dar al niño la leche guardada.

Cómo utilizar el sacaleches

- Antes de proceder a la extracción, hay que lavarse las manos con jabón. La higiene del pecho sólo es necesaria si, por ejemplo, la mamá se ha aplicado alguna crema o si ha sudado. Hay que evitar el uso de productos limpiadores, que podrían alterar el pH natural de la piel.

- Para la extracción, hay que apoyar la copa del sacaleches sobre el pezón. Si queremos acortar los tiempos, puede utilizarse un sacaleches profesional eléctrico doble, que permite extraer la leche de ambos pechos al mismo tiempo. De lo contrario, se puede recurrir a un modelo individual, manual o eléctrico.

- Si la leche no se ofrece al niño después de la extracción, antes de dársela, es necesario calentarla para que alcance la temperatura del pecho. Para ello, la mamá debe poner el recipiente debajo del chorro del grifo de agua caliente o bien utilizar el sistema del baño Maríao un calientabiberones. La leche no debe ponerse directamente al fuego, puesto que algunas sustancias podrían destruirse.

Extracción manual de la leche

Si no se quiere recurrir al sacaleches, la mamá puede extraerse la leche de forma manual. Es una técnica sencilla, que se basa en el masaje y en la estimulación del pecho para facilitar el reflejo de emisión de la leche. Se empieza rodeando la aréola con los dedos (situando el pulgar encima y los dedos índice y medio debajo) y presionando hacia atrás. A continuación, se vuelve hacia delante, ejerciendo una leve presión con las yemas de los dedos, y se repiten los movimientos. Para extraer la leche del pecho, se giran los dedos (manteniéndolos siempre en la misma posición), como si se quisiera desenroscar un tapón.

(Te interesa: Sacaleches: opiniones productos)

 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Cuándo y cómo usar el sacaleches Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)