Mi bebé y yo

Técnicas para volver a dar el pecho

( 1 voto) load

Se conoce como relactancia y está indicada para todas aquellas mujeres que, por diferentes motivos, desean retomar la lactancia materna. La matrona te explica las claves para conseguirlo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la alimentación exclusiva al pecho durante los primeros seis meses de vida, y continuar el amamantamiento, junto con la alimentación complementaria, hasta los dos años o más. A pesar de toda esta información, son muchas las madres que dejan de lactar en las primeras semanas o meses de vida, bien por falta de motivación o de apoyo, o bien por ignorancia. Sin embargo, la alimentación al pecho materno puede restablecerse incluso después de que la madre haya dejado de producir secreción láctea.

¿En qué consiste? 
La relactación o relactancia es el proceso a través del cual se estimula la producción de leche en una mujer que ha dado a luz, pero que, por alguna circunstancia, no dio el pecho o abandonó precozmente la lactancia materna. La mayoría de las mujeres que relactan pueden producir suficiente leche para amamantar a un niño de forma exclusiva. En el pasado, la relactancia fue considerada una experiencia excepcional y, por lo tanto, no fue bien investigada. Sin embargo, actualmente, existen suficientes estudios e investigaciones que demuestran que la mayoría de las mujeres pueden relactar.

Técnicas naturales y farmacológicas 
Las técnicas para la relactación pueden ser tanto naturales como farmacológicas, mediante el empleo de medicamentos denominados lactogogos. 

Relactancia natural. El éxito de la relactancia se alcanza con el apoyo y la habilidad del profesional, junto con la estimulación adecuada de la mama por parte del bebé, y la motivación materna. Cuanto más tiempo y más frecuentes sean las tomas al pecho, más leche se producirá. Para extraer eficazmente la leche, el niño necesita un buen agarre al pezón materno, con el fin de estimular los senos lácteos. Los niños que no han succionado nunca del pecho materno o se han acostumbrado a chupar de un biberón o de un chupete necesitan ayuda extra para aprender a tomar el pecho y mamar eficazmente (suplementadores, jeringas, etc).

Relactancia farmacológica. Los lactogogos o galactogogos son medicamentos u otras sustancias que aumentan o ayudan a mantener la lactancia materna. Pueden ser naturales o farmacológicos. Los naturales suelen ser plantas medicinales que aumentan la producción de leche materna, aunque la mayor parte de ellas no se han evaluado científicamente. Las plantas medicinales más utilizadas como galactogogos son: fenogreco, cardo Santo o cardo Benito, cardo lechal o cardo de Santa María y Ricinus comunis. Los farmacológicos son medicamentos que producen un aumento de la prolactina. La mayoría de estos medicamentos se emplean para tratar distintas enfermedades, y el aumento de la prolactina es un efecto secundario. Estos fármacos son mucho más eficaces que las plantas medicinales, y su eficacia ha sido probada en numerosos estudios. Los fármacos utilizados son: metoclopramida y domperidona.

Cuatro claves para el éxito

Las posibilidades de conseguir volver a dar el pecho son mayores en función: 

  1. Del tiempo transcurrido después del parto: menor tiempo, menor involución de la glándula mamaria.
  2. De si la madre está motivada. 
  3. De si tiene apoyo familiar y profesional. 
  4. De si ha dado el pecho antes. 

matrona-marzo11

Lola Serrano Raya. Matrona C. Salud Bétera-Ademuz (Valencia).

 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Técnicas para volver a dar el pecho al bebé Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)