Mi bebé y yo

¿Cómo son los bebés recién nacidos?

( 6 votos) load

¿Cómo es un recién nacido? ¿Por qué siempre tiene los pies fríos? ¿Por qué tiene los genitales tan grandes y están enrojecidos? En este artículo, te explicamos las características físicas y las capacidades sensoriales de los bebés recién nacidos.

​Con el fin de que conozcas mejor cómo es tu hijo recién nacido, te explicamos algunas de sus características y capacidades, típicas de sus primeras semanas.

¿Es normal que los pies de los bebés recién nacidos estén fríos?

En muchas ocasiones, los piececitos del bebé (y también las manitas) están fríos, pero esto no debe preocupar. Se debe al hecho de que el aparato circulatorio aún no está bien “rodado” y la circulación en los extremos de las articulaciones está ralentizada. Si se le pone en posición erguida, con los pies apoyados sobre una superficie, el recién nacido parece dar algunos pasos: es el denominado reflejo de marcha.

Manos: preparadas para tocar el mundo

De los cinco sentidos,el tacto es el más desarrollado en los bebés recién nacidos, porque el pequeño ha podido “ejercitarlo” en la barriga, jugando con el cordón umbilical y succionándose el pulgar. Si se le toca con un dedo la palma de la mano, el pequeño la aprieta en un acto reflejo. Su uñas, aunque son muy finas, pueden ser muy largas y crecen deprisa.

Orejas: no pasa nada si está doblada

En algunos casos, los bebés recién nacidos tienen una oreja doblada, como consecuencia del paso por el canal del parto. No se trata de nada grave: en muy poco tiempo, el pabellón auricular tomará la forma correcta. De todos modos,el pequeño oye bien, reconoce claramente los sonidos y los ruidos que le llegan desde que estaba en la tripa, en el último trimestre. Sobre todo, le atraen las voces, en especial, la de su mamá.

Ojos: ve lo que necesita

El recién nacido tiene una capacidad visual adecuada a sus necesidades. Enfoca los objetos que se encuentran a unos 30 centímetros de él, como la cara de su mamá durante la toma. El color de los ojos (gris azulado o marrón) aún no es el definitivo. En general, el iris tiende a pigmentarse y oscurecerse en un período de entre seis y ocho meses.

Fontanelas: no son tan delicadas como parecen

Las fontanelas son seis pequeñas zonas blandas y latentes presentes en la cabeza de los bebés recién nacidos, en los puntos en los que los huesos aún no están soldados. Gracias a su elasticidad, la cabecita logra pasar por el canal del parto. La fontanela principal está situada en la parte superior delantera y tiene forma de rombo. Su tamaño es de unos dos centímetros. Si bien debe tratarse con cierto cuidado, no es tan delicada como se cree. La manipulación del pequeño que tiene lugar durante la higiene y el baño no comportan ningún peligro. El cabello del recién nacido no es pelo propiamente dicho, sino una pelusa que se caerá en unas semanas.

Genitales: son grandes y están un poco enrojecidos

Debido a las hormonas que la mamá transmite al pequeño durante el embarazo, al nacer, la vulva y los testículos de los bebés recién nacidos son un poco más grandes, en proporción, al resto del cuerpo. Además, pueden estar muy enrojecidos, debido a la gran afluencia de sangre a la zona genital. Se trata de fenómenos normales, que no deben preocupar: desaparecerán solos a medida que el cuerpo del bebé se “estabilice”.

(Te interesa: Trastornos de los genitales de las niñas)

(Te interesa: Trastornos de los genitales de los niños)

Muñón umbilical: debe mantenerse seco

El abdomen del recién nacido es muy redondeado. En la jerga médica, se dice que tiene un aspecto globoso. En el centro, se encuentra el  muñón umbilical, que se seca y se cura más deprisa cuanto más seco se mantiene. Por esta razón, es importante, si el tiempo lo permite, dejarle la barriga al descubierto siempre que puedas. Para limpiarlo, no deben usarse productos desinfectantes, sino una gasita humedecida con agua. En general, el desprendimiento del muñón se produce entre tres y siete días después del nacimiento, y deja una pequeña costra, que, a su vez, se caerá en pocos días, dejando una cicatriz permanente: el ombligo.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Bebés recién nacidos: cómo son Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)