Mi bebé y yo

10 consejos para proteger al bebé del sol

( 13 votos) load

La piel de tu bebé es especialmente delicada. Por eso, durante el verano es importante defenderla de forma correcta. Te ofrecemos 10 reglas para protegerla bien del sol. ¡Descúbrelas!

El verano es una estación perfecta para salir a pasear y disfrutar del sol. Sin embargo, debes tener presente que la piel del bebé es muy delicada y que debes protegerla debidamente para evitar que sufra daños y para mantenerla en un perfecto estado de salud a pesar de los potentes rayos del sol. Te detallamos algunas reglas que puedes seguir para que tu peque toma el sol bajo protección:

 

  1. Se puede bañar al niño en la playa a cualquier edad, siempre y cuando protejas su piel del sol y vayáis a las horas menos calurosas del día. En cualquier caso, es preferible evitar la exposición directa en los primeros 3-6 meses del bebé.
  2. Siempre se debe aplicar un protector solar: la piel del niño es más sensible a los rayos solares que la del adulto, puesto que es más fina y todavía no produce la cantidad adecuada de melanina (los melanocitos funcionan con normalidad a partir de los dos años).
  3. Sin protector solar, sólo se puede estar en la sombra. Los niños sólo pueden permanecer sin protección solar en lugares cerrados o en zonas abiertas completamente sombreadas.
  4. Nunca hay que estar en la playa durante las horas centrales del día (desde las 11 hasta las 16 horas). El peligro no sólo son los rayos ultravioleta, sino también la elevada temperatura. El organismo del bebé tiene una capacidad reducida para eliminar el calor a través del sudor, por lo que el riesgo de sufrir un golpe de calor es más elevado.
  5. El bebé siempre debe llevar una gorra o un sombrero para protegerse del sol y del calor. Los mejores tejidos son el algodón y el lino, que absorben bien el sudor.
  6. Se recomienda utilizar una crema solar resistente al agua. De todos modos, es oportuno volver a aplicar el protector cada dos o tres horas, ya que, con el sudor y el baño, se pierde una parte de la eficacia protectora.
  7. Los filtros físicos son mejores que los químicos para los bebés pequeñitos. De hecho, los filtros solares químicos podrían provocarle alergias.
  8. Hay que proteger a los niños con prendas ligeras, sobre todo, en los primeros meses.
  9. También se debe aplicar protección solar en la montaña. A medida que se asciende, disminuye el filtro natural de la humedad, que protege parcialmente de los rayos solares. Por esta razón, a partir de 1.000 metros de altitud, es preciso utilizar una crema de protección muy alta.
  10. Los ojos también deben defenderse de los rayos solares. En los primeros meses, es suficiente con poner una gorra al bebé, porque el pequeño está protegido cuando está en el cochecito, con la sombrilla. Después, es mejor ponerle unas gafas de sol.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

10 consejos para proteger la piel del bebé del sol este verano Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Muy buen articulo eeh!! aveerrrr duda!!! de cremas que soleis poner cuando los bebes estan en edad de amamantar¿?¿? aqui pone q puede irritar!!! que hago?¿?¿? cuales no irritan?¿?¿? http://pediaskin.es/blog/patricia-martinez-cepas/la-radiacion-solar-protegiendo-a-los-ninos

Gracias por adelantado!!!