Síguenos
Mi bebé y yo

Al aire libre con el bebé: precauciones durante el primer año

( 1 voto) load

La  primavera y el verano invitan a estar más tiempo al aire libre. Sin embargo, en otoño e invierno, las condiciones meteorológicas hacen que esto no sea así. ¿Qué precauciones tomar durante el primer año del bebé? 

Salir al aire libre con el bebé es muy beneficioso para su bienestar, en todos los sentidos. Dar un paseo, ir al parque o pasar un ratito jugando en los columpios son actividades que todos los niños deberían practicar a diario. En primavera y en verano, el buen tiempo y las temperaturas cálidas invitan a hacerlo. Sin embargo, en otoño e invierno, las cosas cambian. Empieza a refrescar, oscurece antes, el tiempo es más variable...No te dejes vencer por las condiciones meteorológicas propias de las estaciones frías. Puedes salir igualmente a beneficiarte del aire libre con tu bebé. Simplemente, debes tomar algunas precauciones



big Img
Foto 1 de

|

Estímulos visuales, olfativos y sonoros
Estar al aire libre es bueno para el bebé, ya que la exposición a la luz del sol estimula la producción de vitamina D, que es importante para su crecimiento. Además, salir de casa también le permite respirar aire fresco y disfrutar de los estímulos visuales, olfativos y sonoros de la naturaleza. En este sentido, es bueno dejar que el pequeño descubra el mundo que le rodea. Como precaución, nunca debes perderle de vista, ya que cualquier objeto puede llamarle la atención y alejarse sin saber que corre peligro lejos de mamá.

|

Temperatura corporal
Los recién nacidos tienen uno mecanismo de termorregulación de la temperatura más débil que el de los adultos, por lo que corren el riesgo de coger frío o calor con mayor facilidad.  Por tanto, durante las temporadas en las que las temperaturas son más extremas, es decir, en invierno y en verano, es bueno tomar algunas medidas. En verano, se debe evitar salir durante las horas más cálidas del día. En invierno, en cambio, es preferible salir en días soleados o durante las horas del día más templadas.

|

Cómo vestirle
Cuando salgas a pasear con tu bebé, lo más importante es vestirle adecuadamente, dependiendo de la temperatura del ambiente y de la situación meteorológica. En invierno, debes abrigarle, pero con ropa que permita al niño transpirar correctamente. Es decir, se debe evitar abrigar al pequeño en exceso. Un punto débil del bebé, que debes proteger especialmente cuando hace frío, es la cabeza, que debe estar siempre cubierta con un gorrito, ya que el niño pierde calor por esta zona del cuerpo. Los guantes, en cambio, serán necesarios únicamente cuando haga mucho frío o si sus manos están frías. 

|

Cambios de temperatura
Los cambios de temperatura son un peligro para la salud del bebé, ya que pueden propiciar un resfriado. El ambiente de la calle, frío en invierno y cálido en verano, en contraste con el ambiente de los interiores de las tiendas o las casas, cálidas en invierno y frías con el uso del aire acondicionado, provoca cambios bruscos de temperatura. Ello origina los resfriados. Por este motivo, es importante abrigar y desabrigar al pequeño cada vez que se entra y se sale de un lugar. 

Te puede interesar

Al aire libre con el bebé: precauciones durante el primer año Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)