Mi bebé y yo

Wi-fi: ¿sí o no?

( 5 votos) load

Hoy en día, la instalación de redes inalámbricas es un hecho común en los hogares y estas señales nos afectan a todos, también a los niños. Pero, ¿el wi-fi es un peligro para el recién nacido? ¿Cómo afecta a los niños? ¿Qué precauciones se deben tomar? Te lo explicamos. 

No existe una respuesta definitiva en lo referente a si el wi-fi es seguro o perjudicial para las personas que conviven con las redes inalámbricas en sus hogares. Ésta es la primera generación que ha nacido con las ondas electromagnéticas y todavía no existen estudios a largo plazo sobre sus efectos. Se sabe, eso sí, que los niños tienen una estructura ósea menos espesa que la de los adultos y que su tejido cerebral absorbe más la energía. Por ello, se cree que las ondas, incluso aquellas de baja frecuencia, podrían alterar el sueño y la atención de los niños.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la principal consecuencia de la interacción entre la energía radioeléctrica y el cuerpo humano es el calentamiento de los tejidos. Según Elisabeth Cardis, responsable de radiaciones del Centre de Recerca en Epidemiologia Ambiental (CREAL), la exposición del cerebro al teléfono móvil, al ser utilizado más cerca de la cabeza, es mucho más alta que la de un router , wi-fi o un portátil. En cambio, si la fuente de radiofrecuencia no está pegada a la cabeza, el nivel de exposición es muy bajo.

¿El wi-fi es malo para el bebé?

Según algunos pediatras, el wi-fi irradia radiaciones no ionizantes que pueden producir, si son intensas, un leve calentamiento del cuerpo, sin que haya evidencias de que sean perjudiciales para la salud de los niños y los adultos. Sin embargo, un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IRIC) sugiere que la exposición al wi-fi es más peligrosa de lo que se creía para los niños y recomendian evitarla cuando sea posible.

Según los autores de este estudio, publicado en el Journal of Microscopy and Ultrastructure, los niños son más vulnerables al exponerse a aparatos que emiten mircoondas, entre los que destaca el wi-fi. Ello se debe a que los niños absorben una mayor cantidad de radiación que los adultos. Además, y según el mismo estudio, los fetos son todavía más vulnerables que los niños, por lo que se recomienda a las mujeres embarazadas evitar la exposición a este tipo de radiaciones. 

¿Qué precauciones tomar en casa?

Las incógnitas que existen en torno a los efectos que las radiaciones de dispositivos inalámbricos como el wi-fi puedan tener sobre el cuerpo humano motiva a los expertos a recomendar algunas medidas de precaución. Son las siguientes:

  • Evitar colocar el cambiador y la cuna del bebé cerca del aparato del wi-fi y apagarlo durante la noche.
  • Cuando el niño sea más mayorcito, evitar que juegue con el teléfono móvil muy a menudo.  
  • Colocar el punto de acceso wi-fi por lo menos a un metro de lugares frecuentados por el pequeño, como su habitación. 
  • Si no se utiliza el wi-fi, es mejor que tenerlo apagado, ya que incluso cuando no se utiliza, el aparato envía señales de baliza sobre cada 102 metros.

El wi-fi en los espacios públicos

En el caso de los espacios públicos, inevitablemente el niño se ve sometido a las radiaciones del wi-fi. Es el caso de la escuela. Según Joan Carles López, experto en Geobiología y radiaciones del hábitat, el problema no es recibir las radiaciones de una red de wi-fi, sino estar sometido a las radiaciones de muchas redes funcionando a la vez. Así pues, lo más adecuado según este experto es utilizar las nuevas tecnologías con sentido común. 

La Unión Europea cuenta con un marco regulador vigente que limita la potencia emitida por dispositivos de telecomunicaciones móviles, que los fabricantes y operadores de equipos de telecomunicaciones inalámbricas en la UE deben cumplir. Esta directiva incluye requisitos esenciales en materia de protección de la salud y la seguridad de los usuarios y el público. Sin embargo, la normativa suele ser muy permisiva y, aunque la Comisión Europea detalla algunas recomendaciones sobre la materia, al final son los Estados miembros los responsables de proteger a sus ciudadanos de los efectos potenciales de los campos electromagnéticos.

..........

¿Qué opinas sobre los efectos nocivos del wi-fi en los niños? ¿Te preocupa la salud de tu bebé? ¿Tomas medidas de precaución? Deja tu comentario al final de este artículo y comparte tu opinión con otras mamás en el Salvamamás.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Efectos del wifi en los bebés Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Hola!!! Mi consulta es sobre la fruta Mi peque de 7 meses desde hace una semana que no hay manera de que coma fruta, e intentado infinidad de cosas hasta le di a trocitos pero no la quiere, ni natural ni potito ni cambiando sabores, estoy desesperada Alguien que le haya pasado algo parecido que me pueda aconsejar algo mas?? Graciasss