Mi bebé y yo

Por qué no reutilizar las sillas de seguridad

( 3 votos) load

Según una encuesta de Mi bebé y yo, el 47% de los padres reutilizan los dispositivos de seguridad infantil en el automóvil. Los expertos alertan sobre los riesgos de esta práctica.

Casi la mitad de los papás reutilizan la silla de seguridad en el automóvil. Sin embargo, los expertos han puesto de manifiesto que esta práctica puede tener muchos peligros, sobre todo, por seis razones.

  1. La silla de seguridad no proporciona la misma protección después de un accidente.
    Aunque no se aprecie a simple vista, después de un golpe, el sistema de retención puede sufrir microgrietas que pueden hacer que no ofrezca las mismas garantías de seguridad que al principio. Por este motivo, los expertos aconsejan sustituir una silla de seguridad que haya sufrido un accidente a una velocidad superior a 15 kilómetros por hora, ya que no existe ningún método para comprobar su integridad.
  2. Los materiales plásticos de los sistemas de retención se degradan con el tiempo.
    Las sillas de seguridad infantiles están fabricadas casi en su totalidad con materiales plásticos que, por sus propiedades específicas, ofrecen una respuesta óptima en temas de seguridad. Sin embargo, los plásticos sufren un envejecimiento bastante acelerado, sobre todo si están expuestos a la luz solar o a condiciones de temperatura y de humedad variables (almacenamiento prolongado en altillos, trasteros o garajes, por ejemplo). Esto puede hacer que la respuesta del dispositivo al impacto no sea la misma que cuando fue adquirido. De hecho, en Estados Unidos y Canadá, los fabricantes incluyen una fecha de caducidad en las sillas de seguridad, más allá de la cual no se hacen responsables en caso de que se produzca un accidente.
  3. El arnés se desgasta.
    El arnés es una pieza que proporciona una sujeción adecuada al pequeño, siempre que esté bien tensado y colocado a la altura de los hombros. Sin embargo, el uso prolongado, el roce contra elementos metálicos, como cremalleras o botones, la limpieza con productos abrasivos, etc., puede favorecer su desgaste, haciendo que, ante un impacto, el arnés no retenga de igual modo al pequeño ocupante.
  4. El dispositivo puede estar incompleto.
    Con el tiempo, se pueden perder piezas de la silla de la seguridad., lo que hace que, si se cambia de propietario, el producto no esté completo. Asimismo, la falta de un manual de instrucciones puede llevar a instalar la silla de seguridad de una manera incorrecta en el asiento del vehículo, minimizando enormemente la seguridad del sistema de retención. Por otro lado, un uso prolongado de la silla puede hacer que la etiqueta identificativa del modelo y de la homologación no se pueda leer bien, haciendo creer erróneamente a los padres que están utilizando un producto adecuado para su hijo.
  5. La silla puede no cumplir la homologación vigente.
    Es muy importante viajar con un sistema de retención que cumpla con la normativa de seguridad actual. Las sillas homologadas deben llevar una etiqueta o una infografía, en la que se detalla, entre otros aspectos, el número de identifcación de la homolación. La versión de homologación que está vigente es la R44/04. Las dos primeras, la R44/01 y la R44/02, no sólo han prescrito, sino que su uso está prohibido en toda la Comunidad Europea. El uso de los dispositivos fabricados bajo la versión R44/03 aún está permitido, pero su comercialización está prohibida.
  6. Los avances en seguridad de los sistemas de retención infantil evolucionan con el tiempo.
    Con el fin de proporcionar la máxima protección al pequeño viajero, cada año, salen al mercado nuevas sillas que reúnen los últimos avances en materia de seguridad infantil: materiales deformables, sistema de absorción de energía, nuevos anclajes que minimizan los riesgos de una instalación incorrecta, etc. El uso de un sistema de retención de última generación es, por tanto, una garantía de seguridad.

Te puede interesar

Riesgos de la reutilización de las sillas de seguridad en el coche Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)