Mi bebé y yo

Los recién nacidos son más sensibles al frío

( 2 votos) load

En los primeros días de vida, los recién nacidos todavía no han desarrollado por completo su capacidad de termorregulación. Por eso, son más sensibles al frío y al calor.

La capacidad de termorregulación es el conjunto de mecanismos fisiológicos que permiten mantener constante la temperatura interna del cuerpo, independientemente de la temperatura externa. Durante los primeros días de vida, los recién nacidos todavía no han desarrollado su capacidad de termorregulación. Es decir, se enfrían rápidamente, si el ambiente es frío, y se acaloran y enrojecen en poco tiempo, si hace calor. Si tienes un bebé recién nacido, antes de abrigarlo, debes tener en cuenta que él es más sensible al frío que tú.

No obstante, se trata de una precaución necesaria únicamente en las primeras semanas de vida. Si el pequeño está sano y ha nacido a término, al cumplir el mes, el bebé ya es perfectamente capaz de regular su temperatura corporal.

En el caso de los bebés prematuros, es distinto. Permanecen en la incubadora (en condiciones de temperatura y humedad controladas) hasta que su organismo alcanza la suficiente madurez y está preparado para afrontar el ambiente exterior con tranquilidad.

Como norma general, los recién nacidos deben permanecer en un ambiente confortable, con una temperatura comprendida entre los 20-24 grados.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Sensibilidad al frío de los recién nacidos y termorregulación Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)