Mi bebé y yo

Todo sobre el sueño del bebé

( 1 voto) load

Para garantizar a tu bebé un sueño tranquilo y seguro, hay que tener sentido común y adoptar algunas precauciones básicas. Aquí tienes algunos consejos.

¿Cuánto tiempo debe dormir?

El sueño es una necesidad básica para el recién nacido, que se pasa gran parte de su día dormido. En las primeras semanas de vida, el bebé descansa unas 18 horas al día. Sin embargo, la cosa puede cambiar mucho de un niño a otro (algunos no duermen más de 12-13 horas): cada bebé duerme el número de horas que necesita, según sus necesidades fisiológicas y su carácter. En los primeros tres meses, sueño y vigilia siguen ritmos parecidos a los de la vida en el vientre de la madre y están regulados, sobre todo, por el apetito y la saciedad. Entre los tres y los seis meses, el pequeño empieza a descubrir, poco a poco, la diferencia entre luz y oscuridad: las horas de sueño se reducen (normalmente, hasta las 15 horas) y empiezan a repartirse entre un descanso nocturno más continuado y muchas siestecitas durante el día.

¿Cómo vestir al bebé?

Para prevenir el SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante), la temperatura ideal de la habitación donde duerme el bebé es de alrededor de 20 ºC. Además, no hay que tapar demasiado al bebé y su cuna debe estar lejos de fuentes de calor, como estufas o radiadores. Su ropa debe ser cómoda, sin lazos ni botones que puedan molestarle y obstaculizar el descanso. Si crees que tiene frío, puedes tocarle la base del cuello (las manitas de los bebés tan pequeños están siempre heladas y no son indicativas).

¿Cuál es la mejor posición?

La mejor posición es la supina (boca arriba), sugerida desde hace algunos años como la más segura para evitar el SMSL. Las posiciones prona y lateral, que antes se aconsejaban, hoy en día, se consideran peligrosas. Sin embargo, de vez en cuando, merece la pena hacer probar al bebé la posición boca abajo, sobre todo cuando está despierto, para estimularle a levantar el busto y el cuello.

¿Hay que cambiarle el pañal?

Depende: para algunos bebés (la minoría), estar sucios es motivo de molestia y lloran porque quieren que se les cambie el pañal. En la mayoría de los casos, es la mamá quien no acepta la idea de dejarle con el pañal sucio. En realidad, aunque el pipí esté en contacto con la piel durante algunas horas, no pasa nada. Si se decide cambiarle el pañal, es oportuno no despertar del todo al bebé, encendiendo una luz tenue y evitando entretenerle demasiado con palabras y mimos.

¿Mejor la cuna o la cama de mamá y papá?

Es una cuestión muy debatida. En muchas culturas, se considera normal que mamá y bebé duerman en la misma cama. En las sociedades occidentales, en cambio, esta costumbre no está muy difundida. Sin embargo, es aconsejable que, durante los primeros seis meses de vida, el bebé duerma en la habitación de los padres, para que ellos puedan intervenir rápidamente cuando el pequeño llora o necesita ayuda. La mejor cuna es la que recrea las características del vientre materno: pequeña, suave y, a ser posible, que tenga función mecedora. El bebé ha estado acostumbrado, durante nueve meses, a sentirse “contenido” por la barriga de su madre, y podría sentirse desorientado en un especio tan grande como una cuna. El colchón de la cuna debe ser bastante rígido y el bebé debe dormir sin almohada.

Chupete: ¿sí o no?

En el primer mes de vida, el chupete podría interferir con la lactancia, “confundiendo” al bebé y obstaculizando su capacidad de succión (engancharse al pecho y succionar un chupete requieren habilidades distintas). Mejor limitar su uso. Si ya tiene esta costumbre, lo mejor es darle el chupete solo a la hora de dormirse, sin devolvérselo cuando lo pierde mientras duerme. El chupete debe estar siempre muy limpio y no hay que mojarlo en sustancias como el azúcar o la miel.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Todo sobre el sueño del bebé Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)