Mi bebé y yo

Vacaciones: elegir el lugar adecuado

( 0 votos) load

A menudo, los papás no son conscientes de que los hábitos incorrectos durante las vacaciones pueden interrumpir y molestar a sus hijos, que, como reacción... ¡harán que el verano sea una pesadilla!

Cuando tienes niños, las tan deseadas vacaciones de verano es probable que se conviertan en un momento difícil, incluso que resulten extenuantes, debido al estrés por los cambios que afectan especialmente a los niños. En muchos casos, son los niños los que deben adaptarse a los hábitos de sus padres y no al revés. Sin embargo, hay que darse cuenta que tener un bebé implica cambiar los hábitos, incluso en vacaciones, y, para el bienestar de todos, es necesario respetar su rutina, sin estresarles demasiado e intentando confundirlos lo menos posible.

Por ejemplo, quedarse hasta bien entrada la noche en un local con la música alta puede ser muy estresante para un niño y podría reaccionar con llantos ininterrumpidos y largas noches sin dormir. Los lugares demasiado llenos, el ruido excesivo y la confusión son los principales factores de estrés físico y psicológico de los niños, especialmente para los bebés. Para estos últimos, de hecho, cualquier cambio climático, en la alimentación o en el ambiente, puede ser un problema, no sólo por su bienestar físico, sino también por el psicológico. Las vacaciones son, sin duda, un momento emocionante para los niños y un cambio de escenario es ciertamente bueno para la salud; lo importante es no revolucionar demasiado sus hábitos.

En primer lugar, es crucial elegir bien el destino, un lugar adecuado para las condiciones de salud del niño.  En algunos casos, se opta por viajar con los niños a destinos exóticos y lejanos. Esto está confirmado por el aumento significativo de peticiones de asesoramiento en centros especializados dedicados a la medicina de los viajes, para poder llevar a los niños y bebés al extranjero con seguridad. No hay contraindicaciones específicas para destinos transoceánicos, mientras se pongan todas las vacunas y se tomen precauciones profilácticas. Obviamente, no es necesario el consejo médico para entender que llevar un bebé tan lejos, en un entorno tan diferente al habitual, puede ser una opción arriesgada que puede molestar mucho al pequeño. Por tanto, es necesario escoger un destino apropiado a la edad y estado de salud del niño.

Mar, montañas o lagos son destinos adecuados para los niños. Sin embargo, si elegimos la playa, hay que controlar los tiempos de exposición al sol para que el niño no corra riesgos. Las reglas no son diferentes de las de los adultos y deben evitar la exposición a la luz solar de 11 a 16 horas, taparse con un gorro suficientemente grande y beber mucha agua.

En resumen, las vacaciones de toda la familia serán más fáciles, permitiendo disfrutar y relajarse al mismo tiempo, siempre que se hayan seguido estos simples pasos, que no entran en conflicto con las rutinas y los hábitos de los niños. Porque, ya sabes, si los niños están tranquilos y felices, también lo estarán sus padres.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Vacaciones: elegir el lugar adecuado Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)