Mi bebé y yo

Primeros pasos: la solución a tus dudas más frecuentes

( 2 votos) load

Los primeros pasos del niño son uno de los acontecimientos más esperados en la familia y que más dudas despierta. Respondemos a las dudas más frecuentes.

La mayoría de los niños aprende a caminar en torno a los 14 meses, pero un retraso en este sentido no indica ningún problema en absoluto, pues la constitución física puede ralentizar los tiempos de este proceso. Sin embargo, cuando el bebé empieza a dar sus primeros pasos, son muchas las dudas que surgen en torno a este tema. Respondemos a ellas.

De media, ¿con cuántos meses se aprende a caminar?

Según un estudio realizado a 328 niños de entre seis meses y tres años, la edad media en la que el niño empieza a caminar es a los 13 meses y 27 días. En general, antes de los 16 meses, todos los niños caminan.

Si empiezan a andar más tarde que la media, ¿significa que existe algún problema?

No. Caminar es un hecho natural, que tiene lugar por efecto de un estímulo biológico fortísimo. Este impulso no puede ser anulado, ni siquiera por factores externos muy desfavorables. Numerosos estudios han demostrado que los niños ingresados en instituciones y sometidos a una existencia pobre en afecto y relaciones humanas pueden mostrar problemas en el desarrollo del lenguaje o defectos de lectura o escritura, pero no tienen dificultades particulares para aprender a sentarse, gatear y caminar. Por eso, no existe una edad “adecuada” para dar los primeros pasos. Cada niño tiene su personalidad y su ritmo de desarrollo, que siempre deben respetarse y a los que hay que adaptarse.

Si un niño aprende a caminar tarde, ¿significa que tendrá problemas de aprendizaje?

Por supuesto que no. Caminar muy pronto o muy tarde no permite realizar ningún tipo de previsión, ni del futuro rendimiento escolar, ni del resto de capacidades relacionadas con el aprendizaje. De hecho, se trata de una meta que todos, antes o después, alcanzan de forma natural, de acuerdo con unos preciosos estímulos biológicos debido a factores hereditarios.

¿Qué se puede hacer para ayudarle a caminar antes?

Crea un espacio “seguro” para sus primeras exploraciones: protege las partes sobresalientes de los muebles, elimina las mesas peligrosas, que tengas esquinas agudas y, a ser posible, también las alfombras. Asimismo, instala una barrera en la escalera. También es útil crear situaciones que estimulen su curiosidad, predisponiendo un ambiente que le permita libertad de movimientos y que le anime a ser autónomo. Hay que procurar no ser demasiado solícito, entregándole en mano el juguete que está buscando, levantándole cada vez que se caiga o poniéndose delante de él a cada paso. Concédele el tiempo necesario para observar su entorno y dirigirse espontáneamente hacia lo que puede despertar su interés. En cualquier caso, es importante no forzarle nunca a quemar las etapas.

¿Qué hay que hacer si el niño sólo anda si se le da la mano?

Incluso cuando son capaces de caminar solos, muchos niños buscan un apoyo antes de dar un paso. No hay que obligarles a soltarse, ni regañarles por su inseguridad. Por el contrario, es importante esperar con confianza el momento en el que él mismo decida soltarse, cuando se sienta más seguro.

¿Cómo hay que comportarse cuando se cae?

Evita hacer un drama. Quédate cerca de él para darle confianza y animarle, sin compadecerle, y deja que se levante solo. Cada caída le enseña a aceptar las adversidades y a no abatirse frente a los obstáculos. Si consigues dar a las caídas su justo valor, él tampoco se desanimará.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Primeros pasos dudas frecuentes Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)