Síguenos
Mi bebé y yo

¿Qué hacer si tu hijo no quiere ir a la escuela infantil?

( 1 voto) load

Seguro que ya os estáis preparando para el gran momento del inicio de la escuela infantil. Pero, ¿qué hay que hacer en el momento de dejar al bebé, si empieza a llorar, a gritar, a tirarse al suelo? No quiere ir de ninguna de las maneras. ¿Por qué? ¿Cómo actuar? Te lo contamos.

En alguna ocasión, todos los padres se han encontrado con el desagradable momento de tener que ver a su hijo llorar y protestar por no querer ir a la escuela infantil. Pero ¿por qué no quiere ir? Según algunos expertos, se trata de una afirmación del bebé a su independencia. Alrededor de los dos, tres o cuatro años, el pequeño aprende a utilizar la palabra "no" a su favor. Se da cuenta que pronunciando esta simple palabra logra atraer la atención de papá y de mamá. Así es que, probablemente, cuando el pequeño se queja por no querer ir a la guardería, lo hace como una forma de expresar su independencia y llamar la atención de los padres. Veamos qué hacer.



big Img
Foto 1 de

|

¿Cómo actuar?
Frente a la oposición del bebé a acudir a la guardería, puedes actuar de dos maneras: obligándole a ir o cediendo a su "chantaje". Sin embargo, en este último caso, deberás reorganizar todo el día. Según los expertos, lo más apropiado es no ceder a las suplicas del niño e intentar razonar con él explicándole, por ejemplo, que en la guardería se lo pasará bien con los compañeros, las maestras, jugando… Te llevará un tiempo que el pequeño lo comprenda. De hecho, posiblemente, al día siguiente vuelva a actuar igual, pero si tienes paciencia y se lo cuentas una y otra vez, finalmente, el niño irá comprendiendo la situación y poco a poco irá a la guardería más contento. 

|

El plan B
Si has dejado al pequeño en la guardería entre lágrimas y sollozos, posiblemente te sentirás culpable y estarás preocupada por él. Una buena manera de intentar solventar esta situación es que mamá y papá paséis más tiempo con el bebé: jugando un ratito juntos cada tarde en casa, alargando los momentos previos a acostarle con la lectura de un cuento, etc. Será bueno para todos. 

|

¿Por qué no quiere ir?
Según algunos psicólogos, el rechazo del niño a la guardería se debe al hecho de que allí no recibe la misma atención que en casa, ya que hay muchos más niños como él y no es el centro de atención. Además, la maestra puede regañarle y los otros niños pueden molestarle (empujarle, morderle, etc). Si éste es el caso de tu hijo, lo mejor es hablarlo con las maestras o cuidadoras de la guardería y seguir sus consejos, con el fin de que el pequeño se sienta a gusto y quiera acudir sin llorar.  

|

Mejor prevenir
Para evitar que el niño desarrolle este tipo de comportamiento en contra de ir a la guardería, lo ideal es prevenirlo con ciertas acciones diarias. Por ejemplo, darle su muñeco preferido o un objeto con el olor de mamá o papá para acudir a la guardería. Pueden parecer acciones sin importancia, pero en realidad tienen mucha, ya que significan que mamá y papá están con él en todo momento. Para el pequeño es una forma de tener la certeza de que “no le abandonan” en la guardería. 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

El bebé no quiere ir a la guardería:¿qué hacer? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)