Mi bebé y yo

Tu hijo te rechaza cuando te reencuentras con él

( 1 voto) load

Te reencuentras con tu hijo, en la guardería o en casa de tus padres, después de un día de trabajo. Tú llegas con una sonrisa de oreja a oreja y, en cambio, él te rechaza. ¿Por qué?

Llega el primer día de trabajo después de un período de vacaciones o tras el fin de semana. Posiblemente, el bebé se quedará en la guardería o en casa de alguien de confianza. Por ejemplo, con tus padres. Se te hace muy duro dejarle e irte a trabajar, pero te ves obligada. Sin embargo, al terminar la jornada laboral, vas contentísima a buscarle, con una sonrisa de oreja a oreja. Esperas, al abrirse la puerta, recibir un fuerte abrazo y besos de tu hijo. Sin embargo, ocurre todo lo contrario. El pequeño se muestra distante, tiene rabietas y te rechaza.

¿Por qué reacciona así?
El bebé se siente feliz cuando te ve aparecer al otro lado de la puerta. Sin embargo, puede más el sentimiento de protesta por "haberle dejado" durante horas lejos de ti. Las rabietas y el rechazo es su modo de protestar porque quiere estar a tu lado y se ve privado de ello. La separación del pequeño es problemática porque los niños no entienden que sus madres tengan que trabajar y no aprueban que los dejen tantas horas lejos de ellas.
Este comportamiento del niño tenderá a desaparecer en unos días, cuando entienda que mamá siempre va a volver a buscarle. Sin embargo, durante los primeros días, el niño responde de forma hostil porque es su modo de pagarte con la misma moneda: a él no le gusta que le dejes y, por lo tanto, no se mostrará contento cuando vayas a recogerle.

¿Cómo debes actuar?
La frustración del pequeño ante esta situación durará cierto tiempo. Cuando, al día siguiente, vayas a buscarle, sucederá lo mismo. La mejor manera de afrontar la situación es evitar hacer dramas. Puedes dirigirle unas palabras a tu hijo: "Sé que estás enojado porque cada día te dejo (en la guardería o en casa de los abuelos) y no puedo estar contigo, pero ¿has visto que siempre regreso a buscarte?". Procura mirarle con afecto y que las palabras sean en un tono tranquilizador, ya que quizás sea demasiado pequeño para entender el significado de la expresión. Un truco para quitarle importancia a la situación consiste en establecer un juego con el niño. Por ejemplo, pedirle que te haga un dibujo cada día o traerle tú, de vez en cuando, una sorpresita.

Te puede interesar

Tu hijo te rechaza cuando te reencuentras con él Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)