Síguenos
Mi bebé y yo

Así aprende a relacionarse

( 2 votos) load

El bebé mantiene una relación especial con su madre desde el primer día de vida. Pero, para relacionarse con los demás y hacer sus primeros amiguitos, aún habrá que esperar unos cuantos meses. Conoce las etapas de la socialización del bebé, de 0 a 3 años.

En los primeros meses de vida, ¿no es pronto para que el bebé empiece a establecer relaciones con los demás? Al contrario: los expertos señalan que el contacto precoz con otras personas, distintas a sus padres o familiares, desempeña un papel importante en la futura capacidad de socialización del niño. Por lo tanto, vía libre a los espacios de juego y a los centros para la primera infancia, donde las nuevas mamás compartan experiencias y los más pequeños puedan “conocerse”. Y es que, aunque aparentemente los niños no se comuniquen entre sí, lo cierto es que aprenden a respetar a los demás y a compartir todo lo que tienen. Veamos, etapa por etapa, cuál es el calendario de los progresos del niño desde un punto de vista social.



big Img
Foto 1 de

|

De 0 a 3 meses

En los primeros tres meses de vida, el bebé establece una comunicación especial con la mamá. Mediante el llanto, los movimientos de su cuerpo, las pequeñas sonrisas y los grititos, el bebé expresa sus necesidades y manifiesta sus propios deseos. En este período, todos los sentidos ya están desarrollados, menos uno: la vista.

|

De 3 a 6 meses

Entre el tercer y el sexto mes de vida, el pequeño empieza a reconocer a la mamá, al papá, a los abuelos y, en general, a las personas con las que mantiene un contacto más estrecho. La vista mejora, pero el niño todavía no se percibe a sí mismo como un ser autónomo, sino como un "ente indivisible" de la madre. Esto "facilita" la relación con el mundo exterior.

|

De 6 a 9 meses

En esta etapa de crecimiento, el niño empieza a darse cuenta de que la mamá es una entidad distinta a él y comienza a manifestar una cierta ansiedad cuando la mamá se aleja. Es la época del "miedo a los extraños", que puede alargarse hasta los dos años o más. Es necesario que los papás ayuden al niño a superar este temor y lo acostumbren, de forma gradual, a relacionarse con los demás.

|

De 9 a 12 meses

Ésta es una etapa crucial para la conquista de la autonomía, y es que, entre los 9-12 meses, aproximadamente, el bebé empieza a gatear. Ahora, es él quien se aleja de forma voluntaria de la mamá. En esta fase, es cuando el pequeño toma conciencia de su propia individualidad y cuando aparecen los primeros "desacuerdos" con sus coetáneos. Si esto sucede, la regla de oro es vigilar, pero sin intervenir demasiado.

|

De 1 a 2 años

Cuando se acerca el segundo cumpleaños, entre los 18 y los 24 meses, el niño ya casi tiene una completa conciencia de sí mismo. Reconoce su propia imagen en el espejo y es capaz de manifestar empatía hacia los demás. Por ejemplo, es posible ver al pequeño acercarse a consolar a un niño que está llorando.

|

De 2 a 3 años

Entre los dos y los tres años, el niño da pasos de gigante en lo que se refiere al proceso de socialización. El juego ya deja de ser una actividad exclusivamente individual: el pequeño empieza a implicar en el juego a otros niños, los llama por su nombre y comparte con ellos sus juguetes. Aunque también defiende con determinación sus propios espacios; si otro niño intenta llevarse un juguete o lo fastidia de algún modo, puede reaccionar "de malas maneras".

Te puede interesar

Las etapas de la socialización del bebé Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)