Mi bebé y yo

Piernas y pies del recién nacido: detecta las anomalías

( 0 votos) load

La "posición de rana", con una pierna ligeramente hacia fuera, pie equino, pie plano, la displasia de cadera: qué son, qué es normal y qué hay que hacer. La respuesta a tus dudas.

¿Por qué siempre que está estirado el pequeño tiende a mantener las piernas abiertas y arqueadas?

Esta posición, también llamada "posición de rana", es una postura clásica del recién nacido. Es la posición que el niño estaba acostumbrado a mantener dentro del útero de la madre. Las piernas curvas son una característica que acompañará al niño en los próximos meses, hasta que el bebé no empiece a caminar: a medida que fortalezca sus músculos, sus extremidades inferiores se volverán más rectas.

Tiene una pierna ligeramente doblada hacia afuera. ¿Es una malformación?

Las piernas del recién nacido, por lo general, tienden hacia el interior: es algo natural, como tener las piernas abiertas y arqueadas, debido a la posición adoptada en el vientre. Sin embargo, no es tan infrecuente el caso de niños que presentan una o ambas piernas dobladas hacia afuera. Esto ocurre porque, en lugar de recogerse sobre sí mismos en la posición clásica, tenían las piernas "apuntando" hacia la pared del útero de la madre. Se trata de una condición llamada pie talo valgo: no es una malformación, sino que se deriva de la postura. Lo importante es comprobar que el pie es flexible y no rígido en esta posición. Corresponde al pediatra comprobar la evolución del pie hacia la posición correcta, lo que en general ocurre dentro de 3-4 meses.

¿Qué es el pie zambo?

A diferencia del pie talo valgo, el pie zambo es una deformidad: el pie tiene una deformidad rígida. La frecuencia de la enfermedad, cuyas causas no se conocen con exactitud, es uno de cada 700 bebés. El tratamiento, en este caso, es urgente, dado que los primeros días son muy valiosos para explotar la elasticidad de la pierna del recién nacido. Hoy en día, existen diferentes tipos de tratamiento para esta malformación, adaptables a cada caso, y es posible obtener buenos resultados.

¿Cómo saber si tiene los pies planos?

En la primera infancia, la gran mayoría de los niños tienen los pies planos. El pie del pequeño se ve gordito, muy elástico y con una escasa estructura muscular. La evolución natural, sin embargo, conduce a la aparición de un arco normal. Esta modificación estructural se produce generalmente entre tres y seis años, en algunos casos un poco más tarde. Por esto, pueden ser útiles las inspecciones periódicas a los tres, seis y ocho años de edad, con el fin de seguir el desarrollo de los pies en el tiempo y asegurarse de que todo está procediendo correctamente.

¿Qué es la displasia de cadera y cómo se trata?

Así se llama una alteración del desarrollo de la articulación de la cadera. Contrariamente a lo que se ha pensado durante mucho tiempo, esta enfermedad no se transmite genéticamente, sino que está vinculada a una mala postura adoptada en el útero, lo que hace que la cadera no madure como debería.

Existe una maniobra específica, la maniobra Ortolani, realizada por el neonatólogo en los primeros días de vida, que permite identificar esta condición en los casos graves, pero para un diagnóstico definitivo se necesita someter al bebé a una ecografía.

Si se diagnostica a tiempo, el problema puede ser resuelto con bastante rapidez y no es invasivo. La articulación se coloca correctamente y se mantiene así gracias a un dispositivo especial, el retractor, durante un cierto período de tiempo. La curación es completa y definitiva.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Piernas y pies del recién nacido: detecta las anomalías Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)