Mi bebé y yo

Las caries en el bebé

( 3 votos) load

Te explicamos por qué se produce este trastorno dental y qué medidas hay que tomar para prevenirlo, desde la más tierna infancia.

Muchas veces, no valoramos la importancia que la dentición de leche tiene de cara al futuro dental de nuestros hijos. Si la dentición primaria se abandona y se producen caries, los niños pueden tener problemas que, más adelante, afectarán a la dentición permanente.
La importancia de los dientes de leche viene dada por sus funciones: morder y masticar, mantener el espacio necesario para la buena colocación de los futuros dientes definitivos; permitir que los huesos maxilares se desarrollen bien, así como los músculos que en ellos se insertan; mantener una estética correcta y evitar posibles alteraciones psicológicas. Estos dientes van a ser útiles a los niños durante diez años o más, ya que algunos de ellos no van a ser cambiados hasta los 12 ó 13 años; de ahí la importancia de cuidarlos.

¿Por qué se produce?

La caries dental es consecuencia de una infección. Los dientes brotan sanos y se infectan por una serie de circunstancias. Si la dentadura está sana y cuidada, los microbios responsables de esta infección no hacen ningún daño a los dientes. Sin embargo, la presencia de restos de alimentos, sobre todo azúcares, hace que estos gérmenes produzcan una placa bacterianarica en ácidos, que corroen el esmalte.
La evolución natural de una caries no tratada es la destrucción total de la pieza dentaria; la caries llega hasta la pulpa, lugar en el que se encuentran vasos sanguíneos, a través de los cuales la infección puede extenderse a otras zonas del cuerpo, así como a los nervios, cuya irritación provoca insoportables dolores.
Estos gérmenes sólo están presentes si existen superfícies duras, por lo que es muy poco probable que un lactante "desdentado" los tenga como inquilinos en su boca. La persona que transmitirá este microbio será, probablemente, la madre, a través de su saliva. El contagio se puede producir mediante besos, a través del uso de la cuchara o del tenedor de la madre, o mediante los dedos del niño, que previamente han sido introducidos en la boca de un adulto o de un niño mayor.

Malas costumbres que provocan caries
El bebé es susceptible de padecer caries. Hoy en día, sorprende que aún se encuentren lactantes con los incisivos superiores carcomidos y ennegrecidos por la caries a consecuencia de la anacrónica y peligrosa costumbre de impregnar el chupete con miel o azúcar, "porque así se calla", de administrar alimentos excesivamente azucarados o de permanecer mucho rato con el biberón en la boca, e incluso dormir con él, como si se tratara de un chupete.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Las caries en el bebé: por qué se produce y cómo prevenir que aparezca Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)