Mi bebé y yo

¿Cómo cambian sus heces en los primeros días?

( 1 voto) load

El aspecto y la frecuencia de las caquitas del niño dependen de las semanas que el niño tiene y del tipo de alimentación que sigue. ¡Y proporcionan una valiosa información acerca de su salud!

Las heces son desechos del aparato digestivo. Están compuestas por residuos de alimentos que no pueden ser digeridos, así como por bacterias muertas, células desprendidas de las paredes del intestino, secreciones intestinales, bilis procedente del hígado y agua. La regularidad con la que se producen y el aspecto de las heces son señales importantes que proporcionan una valiosa información acerca del estado de salud del niño.

El aspecto y la frecuencia de las deposiciones varían notablemente en función de las semanas del niño y del tipo de alimentación.

- En los dos o tres primeros días de vida. Las caquitas del recién nacido no son heces propiamente dichas. Se trata del meconio, compuesto por un material viscoso verde-negruzco, que contiene líquido amniótico, bilis, células y secreciones intestinales.

- Cuando el niño empieza a alimentarse con leche. El meconio se sustituye por las llamadas "heces de transición". Son de un color amarillo-verdoso y están compuestas de meconio mezclado con residuos alimentarios.

- A partir de la primera semana de vida. Empiezan a aparecer las denominadas "heces de leche", en las cuales se pueden observar grumos de leche debidos a coágulos de caseína. A diferencia del meconio, estas heces contienen un gran número de bacterias. Sus características son diferentes según el tipo de alimentación del niño.

- Durante las dos primeras semanas. Las deposiciones son muy frecuentes y, en general, se producen después de cada toma.

- Si el niño es alimentado con leche materna. Las heces son de color amarillo oro, cremosas, con grumos claros y de olor ácido. El pequeño realiza una media de entre dos y cuatro deposiciones diarias, y nunca sufre estreñimiento. Si el pequeño tiene diarrea, es preciso comprobar que no se trata de una infección. Incluso los laxantes ingeridos por la mamá pueden causar la formación de heces líquidas en el niño.

- Si el niño es alimentado con leche de fórmula. Las heces son de color variable, entre el amarillo pálido y el marrón claro. Respecto a las heces del niño alimentado con leche materna, son más secas y tienen un olor más intenso. Realiza menos deposiciones y, a veces, sus caquitas son tan duras que se expulsan con dificultad.

- Si el niño ha iniciado el destete. Cuando, con el destete, el pequeño empieza a comer los primeros purés de verdura, las heces adquieren una tonalidad verdosa. Con el enriquecimiento de su alimentación, son más consistentes. Alrededor de los dos años, serán completamente similares a las del adulto. El niño realiza una media de una deposición al día.

Te puede interesar

Cómo cambian las heces del bebé en los primeros días de vida Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)