Mi bebé y yo

Diarrea en el bebé

( 8 votos) load

En este artículo te explicamos en qué consiste la diarrea y las normas de higiene que debes adoptar para prevenir infecciones gastrointestinales.

Entre los niños más pequeñitos, la diarrea es un trastorno bastante frecuente que, muchas veces, es infravalorado por las mamás. Sin embargo, y especialmente si va acompañada de vómitos, la diarrea debe tratarse de forma adecuada, ya que, de lo contrario, puede constituir un verdadero problema para el niño.

La diarrea consiste en una excesiva pérdida de líquidos a través de las heces, debido, normalmente, a la presencia de virus o bacterias en el intestino, que actúan provocando una inflamación. Como consecuencia, el aparato digestivo ya no puede absorber el agua de los alimentos y la elimina junto con las heces.

Estos microorganismos también pueden estar presentes en el estómago, provocando vómitos y una posterior pérdida de líquidos. En este caso, se habla de una gastroenteritis.

Cuando afecta a los niños, la diarrea debe vigilarse atentamente: el organismo de los niños contiene una cantidad de líquidos más elevada que el de los adultos y elimina el agua con mayor rapidez (riesgo de deshidratación).

Con la llegada del buen tiempo, disminuyen las infecciones de origen vírico, pero aumentan las bacterianas. Es el caso, por ejemplo, de la Salmonela, que se desarrolla en los alimentoscuando hace mucho calor.

Normas de higiene

La mayoría de diarreas las causan alimentos contaminados o en mal estado. Por lo tanto, es necesario poner en práctica rigurosas normas higiénicas cuando se manipule comida. Esto es lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

- Escoger alimentos sometidos a tratamientos que aseguren inocuidad: si bien es preferible que algunos alimentos, como la fruta o la verdura, no estén tratados, otros, como la leche, pueden ser peligros si no son tratados, por ejemplo, con la técnica de pasteurización.

- Cocer bien los alimentos: algunos alimentos, como la carne de ternera o de pollo, pueden estar contaminados por gérmenes, que son destruidos por el calor. 

- Evitar cualquier contacto entre alimentos crudos y alimentos cocidos, pues se corre el riesgo de que se contaminen.

- Refrigerar los alimentos justo después de la cocción: si se deja la comida a una temperatura entre 25 y 40ºC, las bacterias se duplican cada 20 minutos.

- Proteger la comida de moscas y otros insectos: éstos pueden llevar residuos de heces.

- Lavarse bien las manos antes de comer: después, secárselas con cuidado, ya que, si no tienen agua, a los microorganismos les resulta difícil sobrevivir. Si no es posible lavarse las manos, para evitar la contaminación de los alimentos con gérmenes eventualmente presentes en éstas, no se debe tocar con las manos la comida que se llevará a la boca.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Qué es la diarrea y cómo prevenirla con normas básicas de higiene Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)