Mi bebé y yo

Salud del bebé: la influencia del sol

( 0 votos) load

De acuerdo con investigaciones recientes, los bebés nacidos en primavera son más propensos a desarrollar cierto tipo de enfermedades que los que nacen en otoño.

La noticia puede sonar un tanto extraña, pero, tras conocer las maneras más curiosas que tienen algunas mujeres de buscar el embarazo, nada puede sorprendernos de este estudio publicado por el Daily Mail. El artículo presenta los resultados de una investigación científica que parece haber encontrado un vínculo entre el mes de nacimiento y la posibilidad de desarrollar algunas enfermedades. Inquietante, ¿no?

Sabíamos que la personalidad se ve influenciada por el día de nuestro nacimiento, el horóscopo lo afirma desde hace siglos. ¿Por qué tanto escepticismo al respecto? Si las fases de la luna influyen en el curso de las mareas, ¿cómo no van a tener una incidencia en nuestro cuerpo, que se compone de agua en un 70 % ? Además, es bien sabido que la luna está en estrecha relación con los períodos de fertilidad de la mujer.

Esta vez, tenemos que hacer un esfuerzo para comprender un fenómeno que no tiene nada que ver con la luna, ni en cómo se alinean los planetas, sino con el sol, y con cómo se comporta a medida que avanza el embarazo. La luz del sol activa la producción de vitamina D y parece ser que, durante los primeros meses de gestación, es muy beneficioso en la salud física del bebé. Así que, cuando tomemos el sol, ¡que nos dé también en la barriga!

Estudios recientes confirman que las personas nacidas durante los meses de primavera son más propensas a desarrollar enfermedades que las nacidas en los meses de septiembre, octubre y noviembre. Esto guarda relación con la fecha en la que fueron engendrados, y con la cantidad de luz y de sol que hubo a partir de esos meses.

Por otro lado, hay que recordar que el estudio en cuestión sólo afirma la mayor probabilidad estadística de contraer enfermedades, no una certeza absoluta de que algo malo vaya a suceder al bebé por este motivo; por supuesto, hay un sinfín de factores más relevantes que condicionarán su salud. Esto sería como decir que todos los nacidos en noviembre generan un fuerte magnetismo físico por el mero hecho de ser escorpiones, o que los que han pasado tres meses de vacaciones en la costa, por haber disfrutado de los beneficios del agua del mar, no van a coger un resfriado en todo el año.

Digamos que podríamos utilizar esta información para proponer a nuestra pareja pasar las vacaciones en la playa; así, además de disfrutar de un entorno ideal para relajarnos, nuestro bebé nacerá la mar de saludable gracias al sol.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Salud del bebé: la influencia del sol Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)