Mi bebé y yo

Molestias en la lengua de tu bebé: cuándo ir al pediatra

( 1 voto) load

La lengua de tu pequeño es una parte sensible que puede indicarte que algo no está bien en su cuerpo. Por ello, debes prestarle la atención que se merece. Descubre cuándo es necesario acudir al pediatra.

La lengua puede mostrarte que tu pequeño está padeciendo algún problema de salud. En los casos que te mostramos a continuación, es aconsejable consultar con el pediatra:

- Si su lengua está pálida, sobre todo en los bordes y en la parte inferior. Puede indicar que el pequeño va justo de hemoglobina (la sustancia que da el característico color a los glóbulos rojos de la sangre) y que, en consecuencia, sufre una ligera anemia. La presencia de la enfermedad es más probable si el niño da muestras, también, de cansancio. El pediatra necesitará un análisis de sangre para confirmar este diagnóstico. Si los análisis lo demuestran, el médico prescribirá un tratamiento a base de complementos orales de hierro.

- Si las manchas blancas se extienden también a las mejillas. En este caso se trata de muguet, una infección provocada por un hongo que vive en las mucosas. Es un trastorno frecuente, sobre todo en los primeros meses de vida del bebé. El médico le recetará sustancias antimicóticas en forma de spray o gel.  Se deben aplicar con mucho cuidado sobre las lesiones, con una gasa estéril o bien directamente en el chupete, cuatro veces al día, durante tres o cuatro días, como mínimo.

- Si se le forman aftas y las encías se inflaman. Los síntomas indican la presencia de una gingivoestomatitis aftosa, una infección provocada por el herpes. Este virus permanece latente en el organismo incluso después de la curación, pero está preparado para despertar en cualquier momento.La infección se resuelve por sí sola en unos siete días. De todos modos, el pediatra puede recurrir a un antiviral con el fin de acelerar la curación. Para reducir el dolor y la irritación, se utiliza un antiinflamatorio y un colutorio de suave efecto analgésico.

- Si se le forman ampollitas que se extienden a las manos y a los pies. En este caso, los responsables son unos virus (coxsackies), que se transmiten por vía oro-fecal (es decir, entrando en contacto con las heces de personas infectadas), o bien a través de las gotitas de saliva. No existen antivirales específicos para facilitar la curación de esta enfermedad; hay que esperar unos cinco días para dar tiempo al organismo a activar las defensas necesarias para debilitar el virus.

- Las papilas enrojecidas destacan sobre el fondo blanquecino del epitelio y la lengua adopta un aspecto similar al de una fruta del bosque de color intenso. Se trata del primer síntoma de la escarlatina. Se manifiesta con fiebre, dolor de garganta y vómitos, además de unas inconfundibles manchitas rojas por todo el cuerpo. Ante la presencia de estos síntomas, es necesario consultar al médico, quien prescribirá antibióticos específicos para acabar con el estreptococo betahemolítico, la bacteria responsable de la infección. Los fármacos se deben administrar durante diez días seguidos, mejor acompañados de antipiréticos, que ayudarán a bajar la fiebre.

- Descubre otras molestias que puede padecer tu bebé en su lengua.

 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Molestias en la lengua del bebé: cuándo acudir al pediatra Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)