Síguenos
Mi bebé y yo

Mi bebé llora mucho: aprende a interpretar su llanto

( 10 votos) load

Cuando el bebé llora es por alguna razón, ya que el llanto es el único instrumento de comunicación que tiene. Puede deberse a que tiene sueño, hambre o malestar, entre otras cosas. Aprende a interpretar el llanto de tu hijo.

​​​​​​​Desde que llega a casa y durante muchos meses, el llanto ​del bebé será la principal manera de comunicarse de tu hijo: si tiene hambre, si no puede dormir, si tiene dolor de barriga o si padece cólicos del lactante, entre otras cosas. Así pues, es muy importante que aprendas a interpretar por qué llora tu hijo. Aceptar y entender su "lenguaje" será uno de los desafíos más grandes para la reciente mamá.​​​ 

Tipos de llanto del bebé

Por parte de mamá y papá resulta esencial tener mucha paciencia y responder con calma y serenidad ante el llanto del bebé, ya que muy a menudo el pequeño se calma al ser abrazado por los padres, escuchar su voz tranquilizadora o recibir mimitos y besos. Sin embargo, el llanto también puede deberse a otros factores, como malestar o hambre, que deben resolverse de otras maneras. Existen distintos tipos de llantos; veámoslos:

  • Llanto persistente. Suele significar que el niño tiene hambre.
  • Llanto desconsolado. El bebé que llora de este modo lo hace porque tiene frío o calor. 
  • Llanto perezoso o llanto nervioso. En estos casos, el pequeño suele tener sueño y, posiblemente, dificultades para conciliarlo. 
  • Llanto estridente. Este tipo de llanto no es muy exagerado, pero sí, continuo. Suele ser porque se siente incómodo por tener el pañal sucio.
  • Llanto agudo, como un grito. Este tipo de llanto significa que el bebé tiene malestar o no se encuentra bien.
  • Llanto agudo e intenso. Es el típico llanto del bebé que padece cólicos
  • Llanto acompañado de hipo. Puede significar que está enfadado o molesto.
  • (Te interesa: Hipo en bebés: cómo quitar el hipo al bebé)

¿Y si llora durante las tomas?

Algunos bebés lloran cuando toman el pecho. En un primer momento, se aproximan al pezón de mamá contentos y empiezan a succionar. Sin embargo, cuando la leche les llega al estómago, sueltan el pezón y empiezan a llorar. Al cabo de un ratito, aun hambrientos, vuelven a coger el pezón y les vuelve a suceder lo mismo. Pero ¿por qué les ocurre? Puede deberse a las siguientes razones:

  • Alergias alimenticias. Lo más frecuente es que el bebé sea alérgico a algún alimento que toma mamá y que él recibe a través de la leche. Por ejemplo, si el bebé es alérgico a la leche de vaca, puede que le sienta mal la que toma su madre. Si tienes sospechas de que ésta pueda ser la causa del llanto de tu hijo durante las tomas, no dudes en acudir al médico.
  • (Te interesa: Alergias infantiles: cómo identificarlas y tratarlas)
  • Estómago lleno. Muchos bebés se enfadan cuando no quieren tomar más el pecho y entonces empiezan a llorar y sueltan el pezón.
  • Reflujo gastroesofágico. Si tu hijo se arquea hacia atrás durante las tomas y empieza a llorar, el reflujo gastroesofágico puede ser la causa. No dudes en consultar al pediatra.

Veamos, a continuación, cuatro típicas situaciones en las que el bebé llora, el por qué y cómo calmarle.



big Img
Foto 1 de

|

¿Está nervioso?
El niño se siente inquieto, irritable, agitado y llora de forma intermitente. En general, se reconoce por exclusión. El bebé no logra dormirse y no se debe al cansancio, sino, probablemente, a la tensión de todo el día. En este caso, el llanto es su única manera de descargar esta tensión.

Cómo calmarle
A veces es suficiente con dejar llorar al bebé durante cinco o diez minutos para que se calme de repente. De todos modos, lo primero que hay que hacer es descartar todos los elementos que podrían causarle malestar. El frío o el calor, así como el pañal sucio, pueden provocar un llanto similar a éste.

|

¿Le duele la barriga?
El llanto por dolor agudo se reconoce porque es un grito fuerte y repentino. Un ejemplo de ello es el del dolor producido por la inyección de las vacunas que, normalmente, se atenúa enseguida. En cambio, en caso de cólicos, el pequeño rompe a llorar, se pone rojo y flexiona las piernas hacia la barriga.

Cómo calmarle
Si el llanto está provocado por un dolor pasajero (por ejemplo, un arañazo), basta con cogerle en brazos, acariciarle y consolarle con la voz. En cambio, si se debe al dolor de los cólicos, para calmarle, se le puede coger en brazos con la barriga hacia abajo, presionando suavemente el abdomen con una mano.

|

¿Tendrá sueño?
Al principio, es un lamento, más que un llanto: el bebé se siente aburrido e inquieto, lloriquea y se retuerce buscando la posición más cómoda.

Cómo calmarle
Una vez manifestada la necesidad de sueño, algunos niños se quedan "fritos" nada más ponerles en la cuna. En cambio, otros se duermen más fácilmente en brazos, para volver a llorar en cuanto dejan de sentir el calor de su mamá. Cantar una nana o acunarle son remedios útiles para consolarle. Para los más difíciles, también funciona salir a dar un paseo en la sillita o en el coche; el movimiento es un potente somnífero para los más pequeños.  

|

¿Tendrá hambre?
El llanto por hambre está motivado por una necesidad vital, por lo que es sostenido, fuerte e intenso. Puede empezar de forma muy débil o bien de repente. Pero, poco después, el pequeño acaba llorando a gritos. Asimismo, suele tener los ojos cerrados sobre el pecho, abriendo y cerrando los ojos.

Cómo calmarle
No hay que ser estricta con los horarios de las tomas. Si realmente llora por hambre, se calmará enseguida, a menos que algún obstáculo, como la nariz tapada o un posible pezón plano, le impidan succionar.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Mi bebé llora mucho: interpreta su llanto Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)