login

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Top' Debajo de logo

Google search

 

Manchas café con leche en el bebé

1 1 1 1 1 3(13 Votos)
FacebookTwitterPinterest

0 Comentarios Comentar

Tienen una forma ligeramente irregular y una inequívoca tonalidad marrón. Pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo de la piel del niño y en el momento de nacer no suelen pasar de un centímetro y medio de diámetro.

Las manchas de color café con leche en la piel del bebé pueden estar presentes desde el nacimiento del bebé. Se deben a una mayor concentración de melanina en determinadas zonas de la piel.

¿Qué debes hacer si el bebé tiene una mancha café con leche?

Esta señal en la piel también es benigna, siempre y cuando el número de manchas sea limitado (máximo, tres). Si son muchas (más de siete), o bien aumentan a medida que el niño crece, deberás consulta al pediatra.

EFÉLIDES 

 Se trata de minúsculas manchas en la piel del bebé de color marrón claro, que aparecen entre los 2 y los 5 años, cuando el pequeño comienza a tomar el sol. Se localizan precisamente en las zonas del cuerpo más expuestas a la luz: los pómulos, los hombros, la nariz y las manos. 
Las efélides, que a menudo se confunden con los lunares, son una característica específica de los niños con la piel clara y pelirrojos o bien rubios. Las efélides advierten de la incapacidad del organismo para producir melanina de una manera apropiada así como de proteger debidamente contra la agresión de los rayos solares.

¿Qué debe hacerse? 

 Para evitar quemaduras, es preciso aplicar sobre la piel cremas solares con un elevado índice de protección y no exponer al pequeño al sol durante las horas centrales y más cálidas del día (de las 11 de la mañana a las 3 de la tarde), especialmente en verano.

LUNARES

Los lunares tienen los bordes perfectamente definidos y son de color oscuro. Su diámetro puede variar de 1,5 a 20 centímetros. 
Se deben a auténticos racimos de melanocitos que resaltan por su color más oscuro del resto de la piel. Suelen aparecer a partir del primer año de vida, y aparecen en pocas ocasiones entre los recién nacidos. Por regla general, se trata de una mancha única que puede aumentar de tamaño.

¿Qué debe hacerse?

Los lunares suelen ser benignos, pero sin embargo debe controlarlos un dermatólogo, quien comprobará que no se modifique su tamaño, forma y aspecto.

Y tú ¿Qué opinas?
Comentarios
  • No se han encontrado comentarios

login movil

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Bottom2' Articulo Patrocinado