Mi bebé y yo

Colecho: consejos de la matrona

( 1 voto) load

La práctica del colecho debe ser una elección consensuada entre los padres, y debe realizarse de forma responsable, para garantizar la seguridad del bebé. La matrona te da algunos consejos para actuar correctamente.

Colecho significa dormir con el bebé. Existen diferentes variantes en el modo de realizarlo: desde dormir en la misma cama de los padres, hasta tener una cuna diseñada especialmente para adosarla a la cama de matrimonio, o disponer de una cuna tradicional sin uno de los lados y acoplarla a la cama de los padres. 

(Te interesa: Cunas colecho: toda la información)

¿Cuáles son las ventajas del colecho?

Según diferentes estudios, con la práctica del colecho, el bebé se siente más protegido, hay una compensación y regulación de la temperatura corporal entre la madre y el niño, y la proximidad con la madre estimula la lactancia materna, por lo que aumenta la frecuencia de amamantamiento.

- Todo esto hace que el ritmo del sueño del niño sea distinto, es decir, disminuye la fase profunda del sueño, que es cuando existe un mayor riesgo de muerte súbita del lactante.

- Por otra parte, el desarrollo neuronal se produce durante la fase de sueño ligera, por lo que, aparte de amamantar al bebé, también se está estimulando su desarrollo mental.

- Por último, se ha comprobado que, con el colecho, los bebés lloran menos y están menos tiempo despiertos.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de practicar el colecho?

Todos los padres que decidan realizar el colecho deben seguir una serie de pautas:

- El colchón ha de ser firme y amplio (hay que evitar colchones blandos o dormir con el bebé en el sofá).

- La colcha, la manta o el edredón no deben ser muy pesados.

- La temperatura de la habitación no tiene que ser muy alta.

- El bebé no debe estar muy abrigado y ha de dormir boca arriba.

- Los padres no deben fumar ni beber alcohol, no deben sufrir obesidad importante ni tomar sedantes.

¿En qué casos resulta útil el colecho?

- Algunos padres se plantean esta práctica de forma ocasional, cuando el bebé está inquieto y no hay forma de que se quede dormidito solo.

- También si están cansados y necesitan organizar los cuidados nocturnos del bebé con el mínimo esfuerzo.

¿Por qué hay controversia en relación al colecho?

En Occidente, hay Asociaciones de Pediatría que no recomiendan la práctica del colecho hasta después del primer año de vida, con el fin de evitar el período con más riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante. Sin embargo, en los países asiáticos, especialmente, en Japón y China, donde el colecho está incorporado culturalmente como práctica segura, hay evidencia de una menor incidencia de este síndrome, y sus asociaciones recomiendan la cohabitación, que permitiría la lactancia a demanda y dormir en una cuna adosada a la cama de los padres.

 

Consejos de la matrona sobre el colechoLaura Manzanares Matamoros. Matrona.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Colecho: consejos de la matrona Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)