Mi bebé y yo

Alimentación ecológica en el embarazo

( 4 votos) load

Es un método de cultivo y de cría que respeta el medio ambiente y ofrece alimentos más saludables. Te explicamos los beneficios de su consumo durante el embarazo.

 

Fruta, verdura, huevos, leche, carne, queso, aceite…Hoy en día, la futura mamá que quiere comer alimentos ecológicos tiene mucho donde elegir, ya que en los últimos años ha crecido la demanda de este tipo de alimentos. Los productos ecológicos no contienen sustancias perjudiciales que podrían llegar al feto, lo que de por sí ya representa un gran beneficio para la futura mamá. Además, su mayor valor nutritivo también los hace preferibles.

La mayor presencia de vitamina C, por ejemplo, mejora la absorción del hierro, cuya necesidad aumenta en el embarazo, mientras que el contenido más elevado de antioxidantes también incrementa la resistencia de la piel a las estrías. En el caso de la carne y los productos de origen animal, la ausencia de antibióticos y de hormonas adquiere una gran importancia.

¿Qué diferencia la agricultura ecológica de la convencional?
La diferencia es muy simple: la agricultura ecológica es un método de cultivo y de cría que sólo admite el empleo de sustancias naturales, excluyendo la utilización de compuestos de síntesis química. Además, la agricultura ecológica utiliza un modelo de producción que evita el aprovechamiento excesivo de los recursos naturales. En el caso de la cría de animales, existen granjas ecológicas que prestan una especial atención al bienestar de los animales, que se alimentan de hierba y forraje ecológico, y no consumen antibióticos, hormonas ni otras sustancias que estimulen el crecimiento de forma artificial.

¿Quién controla los productos ecológicos?
Los productos ecológicos están muy controlados, y las irregularidades detectadas en estos últimos años han sido mínimas. Como consumidores, el principal instrumento para reconocer los productos ecológicos auténticos sigue siendo la etiqueta: para comercializarse como "ecológicos", los productos deben estar debidamente etiquetados con el nombre de un organismo de control de certificación autorizado.

¿Son productos más caros?
De media, los productos ecológicos cuestan un 25% más que los convencionales, pero se puede llegar incluso a diferencias más acentuadas. No es poco y, si tenemos que elegir, deberíamos preguntarnos por qué alimentos merece la pena hacer un esfuerzo y consumirlos ecológicos.
Todas las verduras de hoja, por ejemplo, exponen una gran parte de su superficie al contacto con los posibles contaminantes. En estos casos, es preferible optar por las ecológicas. En el caso de la fruta, la producción ecológica es obligatoria para todas aquellas variedades que se comen sin pelar, sobre todo, las que se cultivan cerca de la tierra, como las fresas, así como las que presentan una gran superficie de contacto con el exterior, como las uvas. Por último, otros productos que merece la pena escoger ecológicos son los cereales integrales, porque, precisamente, en las fibras externas del grano, se podría concentrar la mayor cantidad de residuos de pesticidas.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Lo que debes saber sobre la alimentación ecológica durante el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)