Mi bebé y yo

Ensaladas envasadas: ¿cómo conservarlas?

( 16 votos) load

Nacidas en Alemania a finales de los ochenta, las ensaladas envasadas, listas para consumir, han conquistado el mercado de muchos países. Veamos cómo elegirlas y conservarlas, para disfrutar al máximo de sus propiedades.



El punto fuerte de las verduras frescas reside, sobre todo, en su contenido en vitaminas (la C, las del grupo B y la provitamina A), en su riqueza en sales minerales (calcio, potasio, magnesio y hierro) y en el aporte de fibra. Para garantizar al máximo las propiedades nutricionales de las ensaladas preparadas, es preciso conservarlas correctamente. Para ello, conviene seguir estos consejos:

•    Conservar la ensalada en el frigorífico a 1-4 ºC.
•    No esperar a que se cumpla la fecha de caducidad para consumir el producto, sino 2-3 días antes.
•    Una vez abierto el envase, consumir la ensalada en el mismo día o, como máximo, al día siguiente.
•    Si aparecen hojas mustias o ennegrecidas, es mejor eliminar las partes estropeadas antes de consumirlas.

7 reglas para elegir las ensaladas envasadas:

•    Comprueba que el envase esté conservado en los refrigeradores apropiados y que la ensalada no muestre partes oscurecidas ni signos de alteración, incluso antes de la fecha de caducidad. En este caso, significa que el producto no ha sido conservado correctamente.
•    Si el refrigerador está excesivamente lleno, evita adquirir las bolsas o los envases que se encuentren en la superficie.
•    Descarta las bolsas que presenten condensación en su interior.
•    Además de comprobar la fecha de caducidad, comprueba también la fecha de envasado. Ambos datos son indispensables para conocer la edad real de la ensalada.
•    Observa con detenimiento el contenido del envase. Respecto a las bandejas, las bolsas tienen la ventaja de no aplastar el producto, así como de evitar que las hojas interiores se marchiten.
•    No te alarmes por la coloración rojiza que a veces aparece en los bordes de los trozos de lechuga, a la altura del corte. Si no es excesiva, se debe a un fenómeno normal de oxidación.
•    Algunos fabricantes aconsejan volver a lavar la verdura. En realidad, si las ensaladas se han elaborado adecuadamente, no es necesario proceder a un segundo lavado (los fabricantes más serios especifican que no hace falta volver a lavar el producto).
 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Trucos para conservar ensaladas envasadas y mantener sus propiedades Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)