Síguenos
Mi bebé y yo

Navidad embarazada: disfruta en la mesa sin riesgos

( 12 votos) load

Incluso en las fiestas, tomando algunas precauciones, es posible saborear los platos típicos. Te decimos qué puedes comer y qué evitar en Navidad si estás embarazada.

​​ Llega la Navidad y, con las fiestas, empiezan a abundar las celebraciones familiares y las típicas comidas navideñas. Seguramente, te habrán surgido muchas dudas acerca de qué puedes comer y qué debes evitar estando embarazada: ¿Puedes brindar con champán por el Año Nuevo? ¿Y qué hay del marisco? Resuelve tus dudas sobre qué puedes comer y qué no si estás embarazada en Navidad.

(Te interesa: Recetas de Navidad)

 



big Img
Foto 1 de

|

Marisco: los crustáceos
La langosta, las gambas y otros crustáceos tienen carnes magras, con un magnífico contenido en proteínas de gran valor y, al contrario de lo que muchas personas creen, los crustáceos no son especialmente ricos en colesterol. Sin embargo, es indudable que no resultan muy digestivos. Los puedes consumir siempre y cuando los crustáceos sean muy frescos. Lo aconsejable es cocinarlos cocidos o a la plancha, para evitar que la digestión resulte aún más pesada.

|

Moluscos con concha
Los mejillones, las almejas y los moluscos, en general, cada vez aparecen con más frecuencia en el menú de Navidad, a veces, incluso acompañados de las preciadas ostras. Son muy ricos en proteínas, pero suelen resultar bastante indigestos y requieren unas normas de higiene muy estrictas. Los puedes consumir siempre que estén bien cocidos (también hay que cocer las ostras, en el caso de que las consuman niños o embarazadas). Evitalos si no están vivos antes de cocinarlos, algo que es muy fácil de comprobar: si se tocan, sus valvas se cierran fuertemente.

|

El caviar
Se ha puesto de moda, pero sólo debe tomarse en cantidades mínimas, debido a su gran contenido en colesterol, grasas, sal y sustancias (base purínica), que el organismo tiene dificultades para eliminar. Puedes tomar un poco de caviar, siempre que se trate de auténticas huevas de esturión, pues, al margen de su excelente e inimitable sabor, no contiene aditivos.También puedes consumir un poco de huevas de atún. Su precio es mucho más asequible y es un producto igualmente natural, sin aditivos. Evota los sucedáneos (los más comunes son las huevas de lompo).

|

Los brindis con alcohol
El alcohol es una sustancia potencialmente tóxica. Tan sólo hay que partir de esta premisa para darse cuenta de que no comporta ningún tipo de beneficio para nuestra salud. En este caso, simplemente, se trata de evitar su consumo.

Te puede interesar

Menú de Navidad para embarazadas: disfruta en la mesa sin riesgos Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)