Síguenos
Mi bebé y yo

¿Estás embarazada?: precauciones en la mesa

( 71 votos) load

Los hábitos alimenticios y los comportamientos de la futura mamá con la comida influyen en el desarrollo del feto. Por esta razón, debes prestar atención en la mesa. ¡Descubre cómo! 

​Durante el embarazo debes ser prudente con la comida. Para formarse, el feto coge todo lo que necesita de la futura mamá: las proteínas, las grasas, el calcio, el hierro, etc. Por esta razón debes vigilar con lo que comes, ya que algunos alimentos pueden ocultar sustancias perjudiciales. Te detallamos una lista de los alimentos en cuestión para que tengas presente los riesgos alimentarios más importantes.



big Img
Foto 1 de

|

Ensaladas envasadas
Las ensaladas envasadas, que son previamente lavadas, son un alimento seguro pero debe elegirse con atención. Deben estar conservadas en zonas refrigeradas. Descarta las bolsas que presentan condensación en su interior y comprueba la fecha de caducidad.Tampoco tienen que haber hojas oscurecidas.

|

Huevo duro
El interior es prácticamente estéril, pero la cáscara puede contener gérmenes. Para garantizar su absoluta seguridad y asegurarse eliminar la salmonela, lo ideal es cocer el huevo. Si quieres degustar salsas a base de huevo, lo mejor es adquirir las de producción industrial, elaboradas con la garantía de una higiene absoluta.

|

Sushi
El riesgo de preparar el sushi en casa es demasiado elevado. La carne del pescado, aunque sea fresquísima, puede alojar las larvas de un parásito (el anisakis), que produce trastornos gastrointestinales. Lo ideal, para evitar este riesgo, es acudir a un buen restaurante japonés, donde los profesionales saben cómo manipular el pescado crudo.

|

Carpaccio
La futura mamá que da negativo en el test de la toxoplasmosis debe evitar comer carpacho, carne picada poco hecha, asado poco hecho y cualquier pieza de carne cocinada "al punto". En cambio, las escalopas y las carnes rebozadas se pueden consumir, ya que el aceite de la fritura alcanza temperaturas elevadas que garantizan su cocción.

|

Conservas caseras
En el caso de las conservas en aceite es preciso protegerse de la posible presencia de una bacteria que no vive en ambientes ácidos (vinagre) ni dulces (confituras), pero que se puede desarrollar en ambientes herméticos, como las conservas en aceite. Para evitar el peligro, debes limpiar muy bien los productos que vayas a conservar, hervirlos en agua y vinagre antes de envasarlos y esterilizar los botes de las conservas después de llenarlos.

Te puede interesar

Hábitos alimenticios en el embarazo: presta atención en la mesa Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)