Mi bebé y yo

Maquillaje y cabello: un cambio de look en el embarazo

( 0 votos) load

¿La transformación interior que el embarazo provoca en ti es tan intensa que necesitas manifestarla también con una apariencia distinta? He aquí cómo proceder a golpe de cepillo y pintalabios.

Si bien con el embarazo algunas mujeres descubren un espíritu romántico que no creían tener, a otras el ingreso en el “mundo de las mamás” hace que les entren ganas de recuperar un aire travieso y desenfadado, casi para sintonizarse mejor con su bebé. Mientras tanto, otras se sienten invadidas por una nueva feminidad, que desean expresar con un aspecto más sensual que nunca. Y para ti, ¿qué ha cambiado desde que descubriste que estabas esperando un bebé? Elige el look que le va mejor a tu “nuevo yo” y… ¡pruébalo!

 

39493-cambio-look-embarazo 1  ROMÁNTICO

  El maquillaje

  El maquillaje de la romántica pide colores cálidos, no demasiado vistosos, que exalten la dulzura de los rasgos que regala el embarazo. Para lograrlo, procede de la siguiente manera:

  Extiende una pequeña cantidad de maquillaje de base o fundación (de un color lo más parecido posible al de tu piel) bajo las ojeras y los lados de la nariz, y difumínalo  con las yemas de los dedos hacia el exterior de la cara. Después, espolvorea con un cepillo una capa transparente de un color ligeramente perlado, que exaltará el rostro y le dará luminosidad.

  En los párpados superiores, extiende una sombra de ojos de color albaricoque-melocotón; mientras, justo por encima de las pestañas, aplica con un pincel fino sombra de ojos marrón, difuminándola hacia el ángulo externo como si se tratara de un lápiz de ojos. Extiende un poco de sombra de ojos (de color marrón o melocotón, según  el efecto que quieras obtener, más o menos intenso) también a raíz de las pestañas inferiores, difuminándolo mucho (para obtener un resultado más ligero, puedes  utilizar un pincel para el colorete, apretándolo con los dedos para aplanarlo), y delinea una línea de lápiz de ojos beige en el interior del ojo para ampliar la mirada.  Finalmente, sólo en la parte central del párpado, crea un punto de luz con una sombra de ojos de color claro, tipo perla. Para completar, ponte rímel tanto sobre las  pestañas superiores como las inferiores; alargará el ojo dando un efecto “de muñeca”. ¿El color? Negro si eres morena, y marrón si tienes las pestañas muy claras.

Tonos cálidos: anaranjados para las morenas, rosa melocotón para las rubias, también en las mejillas, difuminando bien con el colorete desde el centro hacia el exterior, con la ayuda de un pincel para “calentar” el color de forma natural.

Para los labios, es perfecto un pintalabios o un brillo de labios que combine con el color del colorete, que se debe aplicar sin lápiz, para que los contornos sean más suaves.

El cabello

El estilo por excelencia de las románticas requiere de cabellos largos y ondulados, con rizos suaves y naturales que desciendan libremente por las mejillas. Si, en cambio, tienes un corte tipo bob o media melena, que están muy de moda este año, será suficiente con hacer que el cabello tenga un aspecto más suave, con la ayuda de rulos un poco más grande o con cepillo y secador. Si te gusta, recógete el pelo con horquillas o pinzas, pero siempre de manera que algunos mechones caigan sobre tu rostro, para suavizar las facciones. 

 

39493-cambio-look-embarazo 2  DESENFADADO

  El maquillaje

  ¿Recuerdas la película “Amélie”? ¿Te gusta el aire desenfadado de su protagonista? He aquí como conseguirlo:

  Desde el centro de la cara hacia el exterior, difumina unas gotas de base líquida, del mismo color de la piel o, como máximo, un tono más claro, y uniforma el resultado con una capa de polvos.

  En los párpados superiores, aplica un corrector en crema claro, que dé un efecto de look nude o, como alternativa, una sombra de ojos mate de color crema o beige. Repasa la línea de las pestañas con lápiz de ojos, más sutil en el ángulo interno y apenas más gruesa en el externo, saliendo un poco del borde de modo que se alargue el  ojo; si, en cambio, prefieres un look más “limpio”, evita el lápiz de ojos y pasa directamente al rímel, que se debe aplicar en varias capas sólo en las pestañas superiores.

  En las mejillas, extiende un poco de colorete en las mejillas si tienes la cara alargada y bajo los pómulos si quieres estrecharla. ¿La tonalidad? Ámbar si tienes la piel oscura  y rosada si tu piel es clara.

  Para los labios, la elección te corresponde a ti, según la ocasión y el humor. Para un look nude, utiliza un pintalabios de color carne, pero, si te apetece ser más atrevida,  ¡vía libre a un rojo muy rojo!

El cabello

El corte de pelo que hizo famosa a Amélie es una media melena muy corta ligeramente desfilada y con flequillo: para girar las puntas hacia afuera, como las tenía la actriz, seca tu cabello cepillándolo primero hacia abajo y luego hacia arriba, o, si quieres conseguir un efecto más despeinado, mantén el secador derecho tras la nuca y dirige el chorro de aire hacia adelante, sin cepillar.

Si, en cambio, quieres un estilo más fresco y deportivo, no hay nada mejor que un corte más corto, con un mechón más largo que caiga casualmente por un lado, o tirarlo hacia atrás con un poco de gel o gomina. En las tiendas, podrás encontrar también brillo para el cabello, perfecto para darle un efecto brillante sin “engrasarlo” demasiado. Y si tienes el cabello largo y no quieres saber nada de cortarlo, recógelo en una coleta alta, un poco por encima de las orejas: ¡el aire desenfadado está asegurado!

 

39493-cambio-look-embarazo 3  SENSUAL

  El maquillaje

 Con el embarazo, ¿te apetece estar siempre a la última y quieres mostrar toda tu sensualidad? El maquillaje ideal para ti es el “smoky eyes”.

  Después de haber maquillado la base con una base líquida en un tono similar al de tu piel y polvos, pasa directamente a los ojos, que son los protagonistas indiscutibles  de este look: delinea el párpado superior con un lápiz de ojos negro, difuminándolo ligeramente, y luego colorea todo el párpado con una sombra de ojos negra, gris o  marrón (la elección te corresponde a ti, basta con que sea un color oscuro) y, con la ayuda de un pincel o una esponja de algodón, extiéndelo hacia el exterior. Se hace la  misma operación con los párpados inferiores, con el lápiz de ojos y la sombra bien difuminados. Si tienes el ojo un poco grande, extiende una línea de lápiz de ojos  oscuro también en el interior del ojo, hasta el lagrimal; si, en cambio, quieres que los ojos pequeños parezcan más grandes, utiliza una tonalidad beige. Completa con una  sombra de ojos mate de color marfil  o gris perla a lo largo del arco bajo las cejas y dale un toque de luz a la esquina interior del ojo con un toque perla muy claro. Para  acabar, utiliza rímel con volumen en cantidad, tanto en las pestañas superiores como en las inferiores.

  El colorete, siempre ámbar para las pieles oscuras y rosado para las pieles claras, difuminado desde los pómulos hacia el exterior para definir los contornos.

  ¿Y los labios? Con el look smoky eyes se dejan al natural, con un lápiz de labios o brillo beige, rosa viejo o rosa melocotón, que se debe aplicar sin perfilador de labios.

El cabello

Con el look smoky eyes va muy bien el corte bob, de cualquier largo, tal vez con el cabello un poco más corto tras la nuca y más largo a los lados para esculpir mejor el rostro y esconder, si es necesario, unos pómulos un poco pronunciados. Si tienes la frente ancha, deja un poco de flequillo, pero recuerda que acentúa la redondez del óvulo. Una alternativa más sofisticada y chic son los cabellos recogidos con una coleta baja o un moño, todos recogidos hacia atrás o tal vez dejando una línea lateral, luciendo el cabello con un brillo específico.

¡No te olvides de las cejas!

Sea cual sea el look escogido, las cejas deben estar siempre bien cuidadas. No es necesario dibujarlas de forma específica, ya que las tendencias de la moda son muchas, sino eliminar los pelos dispersos por aquí y por allá con ayuda de una pinza y peinarlas bien en diagonal hacia arriba, de modo que se “abran” los párpados: en las tiendas venden un gel fijador transparente que se puede aplicar con un cepillo especial, para asegurarse que estén perfectas durante todo el día. 

Te puede interesar

Maquillaje y cabello: un cambio de look en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)