Mi bebé y yo

Tratamientos de estética en el embarazo: ¿sí o no?

( 2 votos) load

Tinte, depilación, cremas... Durante el embarazo, ¿puedes realizarte los tratamientos estéticos más comunes? Te lo explicamos punto por punto.

Antes de quedarte embarazada, te dedicabas sin problemas a los tratamientos de belleza habituales, pero, desde que has descubierto que esperas un bebé, te planteas mil cuestiones. Vamos a intentar resolver todas las dudas.

¿Puedes usar los cosméticos de siempre? SÍ

Los productos cosméticos tienen un nivel de penetración en la piel limitado, que no puede superar las capas superficiales de la piel. Precisamente por esto, durante el embarazo, te puedes seguir aplicando las cremas que usas para la cara habitualmente, a menos que contengan ingredientes específicos para problemas médicos de la piel, como el acné, en cuyo caso, dejarían de ser cosméticos para formar parte de los medicamentos. Por ejemplo, deben evitarse las cremas con derivados de la vitamina A, como el ácido retinoico, así como las cremas que contienen ácido glicólico en alta concentración, ya que pueden causar reacciones cutáneas. En cualquier caso, si tienes dudas, siempre es preferible ser prudente y consultar a tu ginecólogo.

¿Puedes darte baños calientes y duchas frías? NI SÍ, NI NO

El baño es una práctica muy relajante, sobre todo, por la noche. La temperatura ideal del agua se sitúa entre 30 y 35 grados, mientras que las temperaturas superiores pueden provocar problemas circulatorios o bajadas de presión. En cambio, la ducha tiene un efecto energizante. Al terminar la ducha, una buena costumbre es pasarte la ducha con agua fría por las rodillas y los tobillos, ya que la temperatura más baja favorece la vasoconstricción y combate la hinchazón. En cambio, hay que evitar dirigir el chorro de agua fría hacia la barriga, puesto que el frío excesivo puede producir en la mamá un estado de tensión que podría provocar contracciones.

¿Puedes depilarte con cremas depilatorias? SÍ

Las cremas depilatorias llevan a cabo una acción superficial y no son absorbidas a nivel sistémico, razón por la que se pueden usar sin problemas durante el embarazo. En cuanto al riesgo de alergia, los productos que se comercializan hoy en día son mucho más delicados que antes, por lo que la posibilidad de reacción cutánea es mínima y afecta, principalmente, a las mujeres que ya tienen una predisposición a sufrir determinadas irritaciones en la piel. Sin embargo, por precaución, es aconsejable utilizar un producto que ya se haya probado antes, o bien realizar una prueba en una pequeña zona de la piel y esperar 24 horas antes de proceder a la depilación.

¿Puedes aplicarte aceite corporal? SÍ

No hay ningún inconveniente para aplicarse aceite de almendras dulces o aceite de germen de trigo, puesto que mantienen la piel elástica e hidratada. Su aplicación diaria está altamente recomendada para prevenir las estrías. En cambio, hay que tener más cuidado con los aceites esenciales, que son los principios aromáticos presentes en algunas plantas, ya que contienen sustancias químicas que pueden atravesar la placenta y llegar al feto. Concretamente, en el embarazo, están desaconsejados los aceites esenciales extraídos de la albahaca, el hinojo, el romero, la canela, la nuez moscada, el ciprés, la mejorana, la salvia, el tomillo y el orégano.

¿Te puedes seguir tiñendo el pelo? NI SÍ, NI NO

La mayoría de los tintes contienen sustancias, como el amoníaco y la resorcina, que, en personas predispuestas, pueden dar origen a fenómenos de irritación o sensibilización en la piel. Son fenómenos a los que una mujer embarazada se puede enfrentar fácilmente, porque durante los nueve meses, la piel suele estar más sensible, y las posibles reacciones podrían requerir el uso de fármacos que es preferible evitar en el embarazo, si no son indispensables. El riesgo de que el amoníaco y la resorcina puedan ser absorbidos por el feto es muy bajo, sobre todo, si se tiene en cuenta que los tintes se aplican a nivel cutáneo y que los tratamientos no se realizan con mucha frecuencia. Sin embargo, durante el embarazo, no hay que exponerse a riesgos innecesarios, aunque sean mínimos, de modo que es preferible utilizar tintes sin amoníaco y resorcina.

¿Te puedes hacer masajes en el centro de estética? SÍ

Los masajes pueden ser beneficiosos para la futura mamá, puesto que ayudan a aliviar las tensiones musculares, drenan los líquidos estancados, favorecen la circulación y mejoran la elasticidad de la piel. No obstante, los masajes deben ser suaves, como el linfodrenaje, también recomendable en caso de piernas hinchadas y pesadas, naturalmente, en el caso de que el embarazo transcurra con normalidad. Sin embargo, siempre es oportuno pedir la opinión del ginecólogo. Por supuesto, los masajes enérgicos en la barriga deben evitarse.

¿Te puedes dar rayos UVA? NO

Los rayos UVA no son nocivos para el feto, que está bien protegido en el interior del útero materno, pero es mejor evitarlos en el embarazo. En primer lugar, pueden acentuar un problema estético típico del embarazo, que se manifiesta con manchas oscuras en algunas zonas del rostro, como la barbilla, la frente y los pómulos: el cloasma gestacional. Además, las camas de rayos UVA emiten un calor intenso, que provoca una vasodilatación temporal, que podría dar lugar a dificultades circulatorias, sobre todo en las extremidades inferiores, ya de por sí pesadas, debido a los factores hormonales y al peso de la barriga.

 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Tratamientos estéticos en el embarazo: ¿sí o no? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)