Mi bebé y yo

Trucos de belleza para futuras mamás

( 0 votos) load

No cabe duda, el embarazo te queda bien. Para seguir manteniendo y luciendo esta belleza, sólo es suficiente con tomar algunas precauciones. ¡Toma buena nota!

Durante el embarazo, la cara está más redonda, la piel más luminosa y el pelo suave y brillante. También los pechos son más grandes. Para disfrutar plenamente de estas “ventajas” y limitar las imperfecciones que pueden aparecer durante los nueve meses, aquí tienes un programa especial a seguir trimestre tras trimestre.

Primer trimestre: ¡hidrata, hidrata, hidrata!

Desde el principio del embarazo, se pueden seguir algunas estrategias de prevención; en primer lugar, la hidratación. Ponte una crema en todo el cuerpo, por la mañana y por la noche, insistiendo sobre todo en las zonas que estarán más afectadas por el aumento de volumen, como el abdomen, las caderas y los pechos. De esta forma, tu piel seguirá suave y elástica, y estará preparada para resistir a la dilatación de los meses siguientes, reduciendo el riesgo de estrías. Elije una crema que pueda ser absorbida fácilmente y que te permita vestirte enseguida después de aplicarla. Si ya tienes estrías por un desarrollo repentino en la pubertad o dietas adelgazantes incorrectas, empieza a usar un producto especial antiestrías en lugar de la crema hidratante por la noche.

¿Y para la cara? La piel luce más bonita, porque el aumento de estrógenos en el organismo comporta una dilatación de los capilares que da un color más “sano” y estimula el metabolismo, aumentando la renovación celular. Las hormonas, sin embargo, también hacen que la piel sea más sensible a los rayos UVA, facilitando la aparición de manchas oscuras, sobre todo en mejillas, frente y labio superior, donde puede formarse el denominado cloasma del embarazo. La influencia hormonal actúa desde el principio del embarazo, sobre todo en las mujeres con pieles oscuras que genéticamente producen más melanina. Por eso, antes de salir de casa, hay que ponerse desde el principio del embarazo una crema hidratante con protección solar de, al menos, 15.

Buenas noticias para las que sufren de acné: en este período, disminuye la producción de hormonas masculinas, responsables de la aparición de granos. Si tu piel todavía te parece que está grasa, será suficiente con usar un jabón y una crema hidratante de acción ligeramente astringente.

Segundo trimestre: operación antiestrés

Éste es el trimestre en el que más hay que cuidarse. Durante estos meses, la piel sufre un estrés mecánico que puede comportar la aparición de estrías antiestéticas: sobre todo en la barriga, pero también en los pechos que toman volumen. Sigue usando cremas constantemente, poniéndote al menos una vez al día un producto especial antiestrías; masajea delicadamente con movimientos circulares desde el centro del abdomen hacia las caderas y hasta los pechos, evitando tocar los pezones.

Además del estrés mecánico, también hay un estrés metabólico. El organismo debe trabajar y eliminar toxinas para dos, y esto comporta una reducción de la circulación tanto sanguínea como linfática. En los muslos puede aparecer un poco de celulitis: para evitarla, masajéate cada día con una crema en las zonas afectadas, partiendo de los tobillos hacia arriba para facilitar la circulación.

Cuida también tu alimentación. Sigue una dieta rica y variada pero no hipercalórica: podrías correr el riesgo de ganar más quilos de lo necesario, empeorando el problema. Come muchos alimentos ricos en líquidos, como frutas y verduras, y toma té, zumos y agua. Para una acción de drenaje eficaz, es suficiente con beber un vaso de agua cada hora.

En cuanto a la cara, en estos meses, pueden aparecer unos pequeños capilares como señal de dificultades de circulación. Para prevenirlos, lo ideal es usar una crema con antioxidantes, polifenoles del té verde y flavonoides, que tienen una acción protectora en la pared de los capilares y una acción descongestionante en los enrojecimientos.

Si empiezas a ver alguna mancha oscura, además de la normal crema hidratante, usa también un protector solar total o muy alto. Por la noche, utiliza un producto a base de vitamina C, que tiene propiedades antioxidantes y ligeramente esclarecedoras.

Tercer trimestre: cuidado con la hinchazón

En este período, puede acentuarse el hinchazón de las extremidades, sobre todo de los tobillos y de los pies, donde es posible tener una sensación de cosquilleo y pesadez. Ponte medias de compresión graduada que contienen las paredes de los vasos, facilitan la circulación de la sangre y previenen la formación de varices (que podrían empeorar con el parto). Usa zapatillas y zapatos cómodos, con plantillas que ejerzan un masaje en los pies y favorezcan la circulación. Si por la noche tienes los pies hinchados, hazte un pediluvio echando en el agua un par de gotas de aceite esencial de menta. Si tienden a sudar, añade también una cucharada de bicarbonato. Finalmente, hazte un masaje en las plantas de los pies con una crema hidratante y túmbate diez minutos en el sofá con las piernas levantadas.

Para las estrías, sigue usando las cremas de los meses anteriores. También puedes usar aceites de rosa mosqueta o de almendras dulces, que tienen una acción emoliente, o manteca de karité, que estimula la actividad de los fibroblastos, las células que producen colágeno y elastina. Las mismas cremas se pueden usar también en los pechos, aunque también existen productos específicos para esta zona del cuerpo.

Durante estos últimos meses, la retención de líquidos podría notarse también en la cara, sobre todo en los ojos manifestándose con párpados hinchados. Además, las dificultades de circulación podrían comportar la aparición de ojeras. ¿Qué podemos hacer? Cada vez que te notas una expresión muy cansada, aplícate sobre los ojos dos gasas de algodón, durante diez minutos, empapadas en agua termal, plancton termal, o simplemente agua de rosas.

Finalmente, acuérdate de usar una crema específica para el contorno de los ojos, porque las cremas normales para la cara podrían ser demasiado grasas y acumular agua en la superficie cutánea, empeorando este problema.

Te puede interesar

Trucos de belleza para futuras mamás Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)