Mi bebé y yo

Tintes y cabello en el embarazo

( 0 votos) load

Se puede afirmar que el embarazo es un verdadero tratamiento de belleza para el cabello: las hormonas femeninas hacen que esté brillante como nunca. ¿Y si te lo quieres teñir? Aquí tienes las respuestas a tus preguntas.

El embarazo es uno de los períodos mejores para el pelo. Después de los primeros meses, en los que el pelo puede sufrir la influencia de la progesterona y aparecer un poco más apagado y opaco, cuando la placenta se ha formado, hay un aumento de estrógenos en el organismo: esto hace que sea naturalmente más fuerte, sano y brillante.

¿Champú? Mejor, oleoso

Para mantener la belleza del pelo, es mejor renunciar al tradicional champú espumoso, porque tiende a abrir las escamas del pelo que, por tanto, se vuelve más poroso, se debilita y se rompe más fácilmente. Es mejor usar un champú oleoso: que contenga aceites solubles en el agua que atrapan las impurezas y limpian la suciedad. Hay que echarse una cucharada en la mano, masajearse bien el cuero cabelludo emulsionando con un poco de agua y finalmente aclarar. El pelo se queda compacto y limpio, sin estar grasiento.

Acondicionador: sólo si es necesario

Si se usa el champú oleoso, no es necesario echarse acondicionador en el pelo, que en cambio resulta indispensable cuando se usa el champú tradicional. El acondicionador cierra las escamas abiertas por el champú y reviste el pelo de una película protectora. Además, neutraliza las cargas eléctricas negativas presentes en el champú espumoso, haciendo que el pelo esté más suave y menos electrificado. De vez en cuando, en lugar del acondicionador, se puede aplicar una mascarilla, que, al ser más densa y concentrada, tiene una acción más nutritiva, sobre todo si se deja actuar durante unos minutos enrollando el pelo con un plástico transparente.

El consejo de la abuela: aclarar el pelo con agua mineral con una cucharadita de vinagre de manzana. De esta forma, se eliminan los residuos de cal y el pelo resulta más luminoso.

Secador: úsalo correctamente

Después de lavarse el pelo, hay que usar el secador con cuidado, manteniéndolo a unos diez centímetros de distancia del pelo y a temperaturas moderadas: el calor excesivo daña el pelo.

¡Vivan las proteínas y las vitaminas!

Unos de los ingredientes que dan más beneficios al pelo son las proteínas. Cuando se compra algún producto, hay que comprobar que contenga colágeno (que es una proteína) o también mijo, maíz o trigo, ricos en aminoácidos. También la vitamina B5 o pantenol tiene una acción nutritiva y hacen que el color se mantenga durante más tiempo.

Teñirse el pelo

¿Qué hay que hacer si aparece alguna cana y queremos teñirnos el pelo? ¿Podemos hacerlo durante los meses de embarazo?

En ámbito científico, nunca se han efectuado test específicos en mujeres embarazadas. Sin embargo, nunca se ha observado teratogenicidad (abortos, nacimientos prematuros o malformaciones congénitas) relacionada con el uso de tintes para el pelo. Por otro lado, hay que considerar que la piel no es impermeable, y que la epidermis (el estrato más exterior) está constituida por células que no están “muertas”, sino que conservan una buena actividad metabólica. Esto quiere decir que todo lo que aplicamos en la piel interactúa con ella: esto queda demostrado por el hecho que la piel se usa como órgano de difusión de sustancias (piénsese en los parches anticonceptivos o los fármacos antiinflamatorios). La coloración del pelo es un proceso químico bastante fuerte que prevé la oxidación del pelo a través de amoniaco y/o agua oxigenada; después, se efectúa la pigmentación gracias a sustancias colorantes, que varían según el tinte. El producto se aplica tanto en el pelo como en el cuero cabelludo.

Con el paso de los años, las fórmulas de los productos han ido mejorando y los tintes que se usan hoy son mucho más delicados que hace unas décadas. Además, si un producto está a la venta, quiere decir que las sustancias que contiene están conformes al Reglamento (CE) n° 1223/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de noviembre de 2009, sobre los productos cosméticos, que establece las sustancias permitidas y prohibidas en los productos cosméticos.

 Mejor, después del tercer mes

La coloración del pelo es un tratamiento que se hace tres o cuatro veces como máximo durante el embarazo. El tiempo durante el que el producto se queda en contacto con el cuero cabelludo es muy reducido. Si la aplicación se hace en toda la piel (como se recomienda en la etiqueta), la absorción es mínima y no es suficiente como para comportar daños a la mamá o al feto. Para estar totalmente seguros, podría ser aconsejable dejar pasar los primeros tres meses, durante los que se forma el embrión. ¡No es necesario resignarse a pasar todo el embarazo con el pelo blanco!

Teñirse en casa: sólo con productos de calidad

¿Qué hay que hacer si preferimos teñirnos el pelo en casa? Sigue estas indicaciones:

- Elige marcas conocidas de productos cosméticos.

- No confíes en productos de marcas anónimas.

- Lee la etiqueta del producto.

Las alterativas naturales

Una alternativa natural es el tinte vegetal. El más típico es a base de henna, que muchas veces se mezcla con otros pigmentos naturales, como pulpa de nuez, té, arándanos, beta-caroteno. Está claro que no son adecuados para el pelo rubio, porque las tonalidades son oscuras o cobrizas y la coloración es menos fuerte y dura menos tiempo. Sin embargo, tienen la ventaja de hacer que el pelo parezca más brillante.

Reflejos y moldeado: ¿se puede o no?

- Reflejos: no hay ningún problema porque, a diferencia del tinte que se aplica también en el cuero cabelludo, los reflejos sólo decoloran el pelo en sí, compuesto por queratina “muerta”, sin tocar el folículo, es decir, la parte vital donde llegan los capilares. Por eso, no existe en este caso el problema de la absorción cutánea.

- Moldeado: está desaconsejado, no por problemas de toxicidad, sino porque es el tratamiento más estresante para el pelo: ataca la estructura de queratina actuando en el azufre presente de forma natural en el pelo.

- Tratamientos de alisado permanentes, conocidos también como “alisado brasileño” o “alisado de queratina”: están desaconsejados porque usan procesadores de formaldehido, es decir, una sustancia no recomendada.

Te puede interesar

Tintes y cabello en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)