Mi bebé y yo

Pérdida de peso por náuseas

( 2 votos) load

¿Qué hay que hacer si las náuseas típicas de los primeros meses de embarazo se prolongan o empeoran y la futura mamá pierde peso? Te lo explicamos con detalle en este artículo.

Las náuseas es uno de los trastornos más típicos del embarazo y afecta a muchas futuras mamás. Sin embargo, puede suceder que la futura mamá, en sus primeros meses, sufra unas náuseas muy intensas, y que, incluso pierda peso. ¿Qué aconsejan hacer los expertos en estos casos para garantizar el máximo bienestar a la gestante y al futuro bebé?

(Te interesa: Náuseas en el embarazo: causas y remedios eficaces)

Para reducir las náuseas, el primer consejo es hacer pequeñas comidas y más frecuentes, y tomar, al menos, un litro y medio de agua al día. También se puede recurrir a productos a base de jengibre o, bajo prescripción médica, a fármacos específicos que atenúan la sensación de ardor y dolor en el estómago. En algunos casos, sin embargo, los problemas digestivos pueden deberse a otras causas que nada tienen que ver con el desarrollo fisiológico del embarazo.

La hiperémesis, por ejemplo, es una forma grave de vómito asociada a la intolerancia de algunos alimentos. Normalmente, surge en torno a la 5ª-6ª semana de embarazo para alcanzar su pico más alto durante la 9ª semana de embarazo y siguiendo hasta la 16ª semana o, en casos más raros, hasta la 20ª semana. En la mayor parte de los casos, los vómitos son más fuertes por la mañana, aunque persisten durante todo el día y pueden provocar que la futura mamá adelgace incluso hasta más del 5% de su peso.

Si los episodios de vómitos son intensos y repetidos, la futura mamá puede llegar a perder notables cantidades de sales minerales, con consecuencias para su salud. En este caso, es fundamental la intervención del médico e, incluso, puede ser necesario ingresar a la mamá en el hospital. Puede ser necesario rehidratarla por vía endovenosa, para reequilibrar los electrolitros, o bien alimentarla por vía, también endovenosa, en los casos más complejos.

En general, se aconseja, además de hacer comidas pequeñas y frecuentes, una dieta rica en carbohidratos y pobre en grasas, alimentos ligeros, pequeñas cantidades de bebidas con gas. Pero también hay que evitar los olores muy molestos y los alimentos que no resulten agradables. A veces, pueden resultar útiles la acupuntura y la psicoterapia.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Pérdida de peso por náuseas Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Yo estuve con vómitos prácticamente hasta la semana 20. Ni cariban, ni comidas ligeras, ni agua tan siquiera conseguía retener. En ese tiempo adelgacé 6kg. Yo solo estaba preocupada por mi bebé, por si no conseguía proporcionarle todo el alimento que necesitaba, porque cada 20 minutos estaba vomitando, comiera o no comiera. Al final, me diagnosticaron hiperémesis gravídica y me tuvieron 5 días ingresada en el hospital a base de glucosa intravenosa. No fue una experiencia agradable, pero conseguí superarlo. A otras futuras mamás que estén pasando por lo mismo solo les diría que no se hundan, que se pasa muy mal pero que se supera, aunque en esos momento poca cosa te consuela... Ánimo a todas! Yo estoy a 2 semanas de verle la carita a mi niña! Todo acaba valiendo la pena! ;)
Mi recomendación es probar la terapia no más vómitos. A mi me fue genial. Ni cariban, ni galletas...nada me quitó los vómitos hasta que me hablaron de esta terapia de acupuntura con discos de silicio. Te la puedes aplicar tú misma, ya que los discos de silicio hacen la función de las típicas agujas de acupuntura. Y la verdad es que funciona. Al bebé no le pasa nada, ya que es una terapia natural. Los podéis encontrar en la web: www.nomasvomitos.com