Mi bebé y yo

El biberón más adecuado para tu bebé

( 4 votos) load

Te explicamos qué debes tener en cuenta para comprar el biberón a tu bebé.

La tapa debe ser hermética y antiderrame, lo que permite transportar el biberón lleno. La tetina puede ser de caucho o de silicona; ambas son elásticas, blandas y resistentes. También pueden tener diferentes formas: de cereza, anatómica, fisiológica o de gota.
Para regular el flujo de salida de la leche, muchos biberones disponen de roscas regulaflujo. El flujo también se obtiene en función de los orificios de la tetina.
Algunos biberones tienen una boca ancha que permite llenarlos más fácilmente. Muchos modelos tienen una forma ergonómica, que permite que la mamá o el bebé puedan agarrar el biberón más cómoda y fácilmente. Otros disponen de asas.
La válvula anticólicos puede situarse en la parte inferior o en la base de la tetina. Permite el paso del aire, compensando la salida de leche y garantizando un flujo constante. Para facilitar la limpieza del biberón, existen modelos cuyo fondo se puede desenroscar. Otros tienen el fondo en forma de media luna.


Esterilizador: ¿qué tipo elegir?
Existen cuatro métodos de esterilización de biberones, tetinas y accesorios, todos ellos de igual eficacia.

EBULLICIÓN. Tanto el biberón como la tetina se hierven en una olla de acero o aluminio, provista de un cestillo apropiado. Para ello, se llena
la olla de agua, se tapa, se pone en el fuego y se deja hervir durante unos 15 minutos. Así, se pueden esterilizar tanto los biberones vacíos (esterilización aséptica) como los ya preparados (esterilización terminal). El cestillo, que puede contener de dos a tres biberones, permite sacarlos de la olla sin tocarlos.

A VAPOR. Se utiliza un aparato eléctrico especial, que transforma el agua en vapor. El biberón desmontado (botella, tetina, arandela y capuchón) se introduce en el esterilizador y, en pocos minutos, se obtiene una perfecta neutralización de todos los microorganismos peligrosos que pueden estar presentes en estos objetos. Un buen aparato a vapor debería estar dotado de un termostato, que se desconectará una vez finalizada la esterilización. También debería incorporar un dispositivo de seguridad para que el vapor salga antes de su apertura.

EN FRÍO. Se emplean cubetas especiales o recipientes de vidrioo plástico provistos de tapadera. En este método, se añaden al agua sustancias desinfectantes, que se encuentran en el mercado en forma de pastillas y de líquido. La solución obtenida de esta manera sigue siendo activa durante 24 horas. El efecto esterilizador se obtiene en un tiempo que puede variar desde media hora hasta una hora y media. Los objetos deben permanecer sumergidos en el líquido.

MICROONDAS. Los biberones y las tetinas se colocan en un recipiente especial, y se añade agua hasta el nivel indicado. Después, se introduce el recipiente en un microondas. La esterilización se produce en unos 5-8 minutos.


CALENTAR EL BIBERÓN
Sobre todo durante las tomas nocturnas, puede resultar práctico tener en casa un calientabiberones eléctrico, que permitirá tener la toma a punto de una manera rápida.

Principales características del biberón:
• Tiene un termostato para regular la temperatura de la leche.
• Se apaga automáticamente al alcanzar la temperatura deseada.
• Se vuelve a encender para mantener la temperatura, si se tarda en comenzar la toma.

Existen varios modelos en el mercado, desde los más sencillos (con termostato fijo o regulable) a los de viaje, que se pueden utilizar en el coche y que se distinguen por su potencia y por la posibilidad de regular sus funciones. Es importante escoger aparatos garantizados por un organismo regulador de la calidad, que sólo concede su certificación de garantía a aquellos fabricantes que la solicitan y que respetan las normas previstas para estos aparatos eléctricos.

Consejos para un uso correcto del biberón:
1. Lavar cuidadosamente las diferentes partes del biberón con agua y jabón antes de cada uso y, después, esterilizarlo.
2. Controlar el estado de la tetina; si presenta signos de deterioro o de fragilidad, hay que cambiarla por una nueva.
3. Comprobar siempre la temperatura de la comida antes de cada toma.
4. No utilizar el biberón de forma continua y prolongada, ya que puede provocar trastornos dentales, como la caries.
5. El uso del biberón debe ser individual; es mejor que cada hermanito tenga el suyo propio.
6. No utilizar la tetina como chupete.

Te puede interesar

Guía de consejos para elegir el biberón más adecuado para tu bebé Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)