Mi bebé y yo

Biberones: todo lo que debes tener en cuenta

( 7 votos) load

Te explicamos qué tipos de biberones, tetinas, calientabiberones y esterilizadores existen, y cómo escoger los más adecuados para el bebé.

Aunque el pequeño se alimente mediante lactancia materna, conviene tener siempre en casa, como mínimo, un biberón, debido a los siguientes motivos:
• Puede darse el caso de que, tras la vuelta de la clínica o del hospital donde se ha dado a luz, la leche materna deba complementarse con leche de fórmula.
• Asimismo, puede resultar necesario suspender la lactancia materna durante unos días. Por ejemplo, en caso de que la madre tenga que tomar medicamentos incompatibles con la lactancia, o bien a causa de la presencia de grietas en el pezón.
• Si la madre se encuentra ante una obligación o compromiso ineludible y, por lo tanto, después de extraerse la leche de forma manual o con la ayuda de un sacaleches, tiene que conservarla en un biberón.
• Entre una toma y otra, a algunos lactantes les gusta beber unos sorbos de una infusión preparada a base de hinojo o de manzanilla, que se les ofrece con biberón.

Biberón
Si la mamá tiene que ofrecer el biberón a su pequeño, es importante que conozca qué tipos existen, de qué materiales y cuáles son las características de cada uno de ellos.

Biberón de vidrio
Normalmente, las madres prefieren utilizar el vidrio en los primeros meses de la lactancia, puesto que este material se asocia a una mayor facilidad de limpieza y, en consecuencia, a una higiene más profunda. Las características principales del vidrio son las siguientes:
• No absorbe los olores, los sabores ni los colores de los alimentos.
• No desprende ninguna de las sustancias de las que está compuesto.
• Es termorresistente. Es decir, puede soportar cambios bruscos de temperatura. Esta característica permite la esterilización por calor, así como verter la leche recién retirada del fuego, sin miedo a que el biberón se agriete o se rompa.
• Puede esterilizarse, además de con el método de esterilización por calor (ebullición, vapor, microondas), con los métodos en frío (utilizando sustancias desinfectantes).

Biberón de policarbonato:
El biberón realizado en este material es más ligero que el de vidrio. Al ser irrompible, las madres suelen preferirlo cuando el pequeño cumple entre cuatro y seis meses, aproximadamente, momento en el que comienza a manifestar el deseo de hacer cosas por sí solo. De todos modos, las características de los biberones de policarbonato son similares a las de los biberones de vidrio:
• Resisten perfectamente los cambios de temperatura.
• Se pueden calentar.
• Se pueden esterilizar.
• Son irrompibles.
No obstante, algunos pueden absorber el color de algunas bebidas, como la manzanilla, y, por lo tanto, amarillear o volverse opacos.


Tetinas
La tetina pretende ser el sustituto del pezón del seno materno y, precisamente por este motivo, se estudia para imitar su forma y su funcionamiento. Se fabrica en dos materiales: caucho o látex, y silicona. Una tetina funciona correctamente cuando, al invertirse el biberón, la leche gotea a un ritmo regular y moderado.
Las tetinas fabricadas con caucho son resistentes, blandas, muy elásticas, transparentes y de un color entre amarillo y ámbar. La estructura molecular del caucho es hidroscópica, es decir, tiende a absorber el agua. Esto significa que, con el uso, la tetina de caucho se hincha, se vuelve opaca y absorbe los olores, por lo que resulta necesario sustituirla por una nueva.
La silicona es un producto químico de color blanco transparente. No es tóxico y es bastante blando y elástico. No absorbe ni el agua, ni los olores ni los sabores, y mantiene inalterada su forma en el tiempo. Sin embargo, tiende a adoptar el color de los alimentos con los que entra en contacto y, si se corta, se puede estropear. Por consiguiente, es poco adecuada para los niños a los que ya les han despuntado los primeros dientes.

Formas de tetinas
La tetina, ya sea de caucho o de silicona, puede tener las siguientes formas:
• Redondeada o de cereza.
• Anatómica.
• Fisiológica.
• De gota.
Puede estar provista de:
• Un solo orificio, para un flujo de leche reducido.
• Dos orificios o un solo orificio más grande, para un flujo ligeramente mayor.
• Tres o más orificios, para un flujo aún más abundante.
• Un solo orificio grande, para las primeras papillas y la leche con galletas.
• Un orificio en forma de estrella, para las papillas más densas, como las harinas lácteas y las sémolas.
Si es necesario, es posible ensanchar un orificio pequeño utilizando un utensilio adecuado. Esta operación puede efectuarse sólo en tetinas de caucho, ya que las de silicona se pueden romper.
• Un pequeño corte. La tetina de tres posiciones puede proporcionar tres flujos diferentes, gracias a su corte, que, en función de cómo se coloque en la boca del niño, se abre dejando pasar una cantidad mínima, media o máxima de líquido. De esta manera, la madre orienta la tetina en función de las necesidades.

Tetinas antiregurgitación

También se encuentra disponible en el mercado una tetina antirregurgitación, ideada para administrar leche espesada y preparada especialmente para limitar el fenómeno de la regurgitación, debido a que esta preparación es más pesada y se deposita directamente sobre las paredes inferiores del estómago. El orificio de este tipo de tetina es más grande, y sus dimensiones garantizan una irrigación correcta de la leche espesada.

​Tazas posbiberón

Para facilitar al niño el paso del biberón al vaso, existen en el mercado unas tazas adecuadas (fabricadas en policarbonato o polipropileno), que están dotadas de una boquilla anatómica y, en la mayoría de los casos, de asas ergonómicas y de sistemas especiales antigoteo, que impiden que el líquido se derrame de forma accidental.

Te puede interesar

Todo lo que debes saber sobre los biberones para el bebé Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)