Mi bebé y yo

Tronas asiento y tronas de mesa

( 1 voto) load

Este tipo de tronas resulta ideal cuando los papás salen a comer fuera de casa con el niño. Se trata de tronas muy ligeras, de reducido tamaño y, en su mayoría, plegables.

A la hora de elegir una trona de asiento o de mesa para el niño, es importante comprobar que la estructura de la trona de mesa a la que debe fijarse (mesa o silla) sea estable y sólida. En el caso de las tronas de mesa, también se debe controlar que el sistema de anclaje de la trona tenga elementos que se puedan atornillar, y que disponga de seguro de cierre, con el fin de evitar posibles accidentes. Las tronas asiento, que se fijan a la silla, resultan más adecuadas para los niños más mayorcitos.                             

Lo que hay que comprobar antes de comprar la trona

Los materiales deben ser sólidos y atóxicos, información que debe controlarse en el embalaje o las instrucciones.

- Debe tener los cantos redondeados para evitar que el niño pueda hacerse daño.

- La trona debe tener dispositivos dobles de seguridad, para evitar el riesgo de que se cierre accidentalmente.

- El asiento ha de ser amplio y cómodo, para poder contener al niño correctamente sentado y bien apoyado en su respaldo.

- Para comprobar la estabilidad de la trona, hay que apoyarse con fuerza en uno de sus brazos, con el fin de evaluar las oscilaciones. También hay que inclinarla 20-25 centímetros hacia atrás, y después soltarla para ver si recupera la posición correcta o, por el contrario, se vuelca. Hay que hacer lo mismo inclinándola hacia delante.

- El respaldo debe ser anatómico y bien acolchado. Algunos pueden reclinarse en varias posiciones, para mayor comodidad del niño.

- Los cinturones deben estar sólidamente fijados y han de resistir los tirones. Además, deben poderse abrochar y desabrochar fácilmente, y no deben presentar bordes o hebillas con los que el niño pueda hacerse daño.

- La apertura y el cierre deben ser fáciles, como también deben serlo las demás funciones con que la trona pueda contar: la regulación a distintas alturas o la extracción de la bandeja resultan más cómodas si únicamente se requiere el empleo de una sola mano.

- Las ruedas permiten desplazar la trona con facilidad, pero hay que comprobar que, al menos dos de ellas, tengan frenos.

Seguridad de la trona de asiento o de mesa:

- Si la trona elegida carece de ruedas, puede presentar otro riesgo, porque el niño podría hacer palanca apoyando los pies en una mesa o en un armario
y volcarla. Para evitarlo, la trona debe estar provista de dispositivos antivuelco.

- Para garantizar su seguridad, todas las tronas deben disponer de arneses (de cinco o tres puntos de anclaje), que aseguran al niño sin impedirle los movimientos. Están dotados de un separador para las piernas que, cuando el niño crezca, se podrá eliminar.

- Los modelos actuales casi siempre pueden regularse empleando una sola mano, pero deben estar provistos de un doble sistema de seguridad. Al adquirir una trona, es muy importante cerciorarse de que su manejo? (apertura y cierre, regulación de la altura del asiento y desplazamiento de la bandeja) sea fácil, pero que disponga de bloqueos de seguridad, para evitar desagradables accidentes.

- Todos los cantos deben ser redondeados y no tener partes empotradas donde el niño pueda pillarse las manos.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Tipos de tronas para el bebé: tronas asiento y tronas de mesa Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)