Mi bebé y yo

¿Cómo se sabe si el bebé crece bien en la barriga?

( 1 voto) load

Hoy en día, la medicina pone a disposición de las futuras mamás una serie de exámenes que pueden tranquilizar incluso a las más aprensivas. Te decimos cómo puedes saber que todo va bien ahí dentro.

Hasta las 20 semanas de embarazo, casi todos los niños se desarrollan en el vientre materno más o menos de la misma manera, gracias a una replicación celular incesante y muy intensa. Sin embargo, en la segunda mitad de la gestación, cada feto sigue un crecimiento individual, condicionado, principalmente, por el peso materno y los factores raciales y constitucionales, hasta llegar a las últimas semanas, cuando el crecimiento se ralentiza y el pequeño se prepara para nacer. ¿Cómo se establece cuánto pesa en la barriga y cuánto pesará al nacer? ¿Y cómo se sabe si está creciendo bien?

¿Será un bebé grande o pequeño?

En condiciones normales, el crecimiento fetal está determinado por el peso con el que la futura mamá inicia el embarazo y por su aumento de peso en el transcurso de los nueve meses. La condición ideal para que el niño se desarrolle de la mejor manera es que, al inicio del embarazo, la mujer tenga un peso normal, y que aumente entre 10 y 13 kilos durante todo el embarazo. Si la gestante tiene un peso inferior al normal al empezar la gestación, será oportuno corregir enseguida su alimentación, para que acumule las “reservas” suficientes para cubrir las necesidades de crecimiento del niño. De lo contrario, aumenta la probabilidad de dar a luz a un bebé de menos de tres kilos. En cambio, las mujeres que parten con sobrepeso deberán moderar el aporte calórico diario para controlar el aumento de peso total, que podría favorecer la formación de un bebé macrosómico, demasiado grande.

Además del peso materno, el crecimiento del feto también recibe la influencia de factores raciales y genéticos. Existen pueblos de estructura más pequeña, como los del Extremo Oriente, y otros de estatura más elevada, como los nórdicos. Necesariamente, los hijos se alinearán con sus parámetros. De este modo, si los dos progenitores son delgados, difícilmente tendrán un bebé gordito; y en el caso de que los papás sean de constitución robusta, será improbable que el bebé nazca con bajo peso. ¿Qué ocurre cuando la mamá y el papá tienen constituciones físicas distintas? Casi con toda seguridad, prevalecerá la constitución materna.

¿Cómo se calcula si todo va bien en el embarazo?

Normalmente, el peso del niño empieza a controlarse a partir de las 20 semanas de gestación. Salvo en el caso de patologías graves o malformaciones fetales, hasta las 18-19 semanas, todos los niños se desarrollan de manera uniforme, mientras que, a partir de entonces, se pueden producir diferencias en el crecimiento. Para efectuar una valoración, la ecografía es el principal instrumento. Este examen toma en consideración algunos parámetros: el diámetro biparietal (desde la protuberancia del hueso parietal derecho a la del hueso parietal izquierdo, que corresponde al punto de mayor anchura de la cabeza), la circunferencia craneal, el diámetro de la circunferencia abdominal, y la longitud del fémur y el húmero. Estos datos se procesan en el ordenador del ecógrafo, que permite calcular el peso aproximado del feto y compararlo con el peso de referencia relativo a la semana de gestación, según lo establecido en las tablas de crecimiento expresadas en percentiles (similares a los que el pediatra aplica en los primeros meses de vida del niño). Lo ideal es que el peso del feto esté comprendido entre los percentiles 30 y 70, aunque también se considera normal un rango del 10 al 90. No obstante, por debajo del percentil 10 y por encima del 90, el niño tendrá bajo peso o sobrepeso, respectivamente.

A pesar de encontrarse en el rango de normalidad, lo que cuenta no es tanto el valor en sí, sino la variación en el tiempo. Por ejemplo, un niño podría situarse en el percentil 20 simplemente porque es de constitución pequeña, pero si en el transcurso del embarazo sigue su curva de crecimiento, se considera que todo va bien. Sin embargo, si, en cuestión de unas semanas, desciende del 40 al 20, puede indicar que hay algo que no funciona. ¿Qué grado de fiabilidad tiene la estimación del peso a partir de la ecografía? El margen de error se sitúa en el 10%. Esto significa que, si el ecografista estima un peso de 1.500 gramos, el feto en realidad puede estar entre 1.350 y 1.650 gramos. Y cuanto más grande es el niño y más avanzado está el embarazo, el margen de error es mayor, pudiendo llegar al 12-15%.

Te puede interesar

¿Cómo se sabe si el bebé crece bien en la barriga? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Holaa , estoy de 15 semanas . Me hice mi primer ecografia en la semana 6. Y hasta ahora nose nada del bebe. Mi obstetra dice que voy bien , que mi presion es normal y mis estudios de sangre y orina dieron bien tambien. Pero todavia no volvi a ver a mi bebe y no se su esta bien o no. Mi bebe todavia no se mueve. Alguna me podria dar un consejo ? Soy madre primeriza , anteriormente a este bebe ya habia perdido 2 tengo una mezcla de miedo y ansiedad .