Mi bebé y yo

¿El embarazo también afecta a los papás?

( 0 votos) load

El embarazo también afecta a los papás: uno de cada cuatro sufre cambios de humor, náuseas y calambres abdominales.

Se trata del llamado “embarazo simpático”, una verdadera forma de colaboración por parte de tu pareja. El descubrimiento es realmente curioso, ya que la inestabilidad del humor debería ser típica de las mujeres embarazadas, no de los hombres. Los maridos y compañeros “embarazados” representan casi un cuarto de los futuros papás, según una encuesta efectuada por la marca de pañales Pampers en una muestra de 2.000 hombres entre los 18 y los 65 años.

Entre los encuestados, por ejemplo, el 26% ha declarado sufrir de repentinos cambios de humor, el 10% tener ganas de alimentos concretos y sólo el 6% sufrir de náuseas. Afortunadamente, el porcentaje de hombres afectados por el “instinto de anidamiento”, que, normalmente, lleva a la mamá a preparar todo el ajuar del recién nacido y su habitación, es de alrededor del 56%.

Claramente, el apoyo de los padres durante el embarazo es importante, pero, a veces, estos llegan a identificarse con la mamá y a ser especialmente sensibles: se sienten más emotivos y tienden a llorar más fácilmente, incluso sin un motivo aparente.

En realidad, como explica la matrona Mary Steen, del Royal College of Midwives, autora del citado estudio, la motivación es sociológica: “Muchos hombres acompañan a sus parejas a las ecografías y están más dispuestos a participar en los cursos de preparación al parto. Los papás, de esta forma, están más involucrados, consiguen crear una relación más fuerte con el bebé y conocer mejor las emociones que su pareja experimenta”.

Si pensamos en cómo los padres vivían el embarazo hasta hace unas décadas, por ejemplo, nos damos cuenta de que existe un abismo entre ellos y los de las últimas generaciones, que son mucho más activos y participativos en las fases de la gestación, desde los cursos de educación maternal hasta el mismo parto, que la mayoría de padres de hoy en día decide presenciar.

Y, después del nacimiento de nuestro bebé, ¿qué ocurre? Es muy difícil que los papás sufran de depresión posparto; su preocupación principal será que los recursos económicos sean suficientes para las necesidades de su nueva familia. Una cosa está clara: unos papás tan participativos y sensibles permiten que las futuras mamás sientan fuertemente su apoyo y cercanía. 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

¿El embarazo también afecta a los papás? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)