Mi bebé y yo

El segundo hijo

( 9 votos) load

En el segundo embarazo, la familia está mejor preparada. Los papás tendrán ahora dos hijos a los que cuidar y atender.

En el segundo embarazo, la mamá está mejor preparada física, emocional y psicológicamente.
El papá tampoco es primerizo, por lo que los temores y dudas vividos con el primer hijo deberían quedar atrás.

Sin embargo, aunque parece que el esfuerzo físico se reduce en el segundo embarazo, tras el parto, el trabajo se multiplica por dos. Los papás tendrán ahora dos hijos a los que cuidar y atender.

Al tener ya un hijo, y en función de la edad del pequeño, para la futura mamá la diferencia más grande entre los dos embarazos estriba en una cantidad menor de tiempo para la dedicación y los cuidados personales.

Un segundo embarazo significa, no sólo un reajuste en la economía familiar, sino también un reajuste en las rutinas y en las tareas, que se verán aumentadas. El tiempo y la disponibilidad será el mismo, pero el trabajo será el doble. Sin embargo, no es una tarea imposible. La familia sólo necesitará un poco de tiempo y mucho trabajo en equipo para adaptarse a las necesidades y “exigencias” del bebé.

Además, los celos del hermano mayor pueden convertirse en un problema de convivencia. Los papás deberán poner todos los medios para que el niño viva la llegada de un hermanito como una experiencia enriquecedora,  y no como una pérdida de privilegios.

Te puede interesar

Segunda maternidad: tener tiempo para criar a dos niños Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)