Mi bebé y yo

¿Niño o niña? La respuesta en una muestra de sangre

( 1 voto) load

Un estudio norteamericano pone de manifiesto que el sexo del bebé se puede conocer después de la séptima semana de embarazo mediante un análisis de sangre. Te lo explicamos todo.

La investigadora Stephanie Devaney, del Instituto Nacional de Salud en Bethesda, acaba de publicar en el Diario de la Asociación Médica de Estados Unidos un estudio en el que explica cómo a través de un análisis de sangre a la madre es posible determinar el sexo de su futuro hijo. El trabajo se sirvió de los datos aportados por 50 estudios previos sobre una muestra total de casi 7.000 mujeres, concluyendo que el resultado de la prueba es fiable ya en la séptima semana de gestación.

La prueba detecta en la sangre materna rastros del ADN del feto, sobre los que pueden aparecer o no signos genéticos pertenecientes al cromosoma masculino. Esta prueba ya se utiliza en algunos países, como los Países Bajos y Gran Bretaña, pero ha sido en Estados Unidos donde se ha llevado a cabo el primer estudio a gran escala para valorar su validez real.

Hay otros métodos para determinar con certeza el sexo del futuro hijo, como la biopsia del corion y la amniocentesis (para detectar cualquier tipo de anomalía genética del feto), pero como ya sabrán las embarazadas, son más invasivos e implican un mayor riesgo que el análisis de sangre. En cambio, otras pruebas como el análisis de orina, resultan poco fiables para determinar el sexo del bebé.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

¿Niño o niña? La respuesta en una muestra de sangre Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

¿Desde la séptima semana? Miedo me da eso. Con lo egoísta que es el ser humano, como no se controle bien el tema, empezaremos a ver en serio las consecuencias de "los bebés a la carta" de verdad. Porque una cosa es permitir elegir al bebé a padres con problemas serios genéticos para no tener que soportar la pena de traer hijos con graves enfermedades y verlos fallecer en la infancia y otra cosa es "ay, cari, yo quiero la niña, si es otro varón lo abortamos, que hasta las doce semanas no passssa nada". Es un tema muy delicado éste.