scorecardresearch Responde al test y gana un saco de dormir para tu bebé
Síguenos

PUB - Banner skin_top OAS_AD 'Top3'

PUB - Banner skin_left OAS_AD 'Frame1'

PUB - Banner skin_right OAS_AD 'Frame2'

Mi bebé y yo

Sueño y cansancio en el embarazo

La futura mamá puede sentir un cansancio más acusado de lo normal, sobre todo, si se encuentra en el primer trimestre. ¿Es normal tener tanto sueño?

Durante el embarazo, el cambio hormonal, el estrés y los cambios del cuerpo hacen que dormir resulte más complicado. Y, especialmente al inicio del embarazo, es normal tener la necesidad de dormir mucho.

¿Cuáles son las causas?
La "culpa" es de la progesterona, una hormona fundamental para la buena marcha del embarazo, pero que altera el descanso nocturno. Durante el día, provoca astenia, debilidad y una somnolencia tal que hace que la futura mamá tenga que dormir pequeñas siestas, de manera que llega a la noche sin el cansancio natural que hace conciliar el sueño. Además, la progesterona provoca náuseas y vómitos, y la digestión ralentizada y dificultosa no ayuda a relajarse una vez en la cama. El aumento de volumen del útero acentúa el estímulo de la micción y también obliga a la mamá a levantarse a menudo.

Las soluciones
El insomnio nocturno durante el embarazo es un "efecto colateral" típico de la gestación, e indica que todo va por el buen camino y que sólo hace falta encontrar nuevos ritmos y equilibrios. No obstante, se puede combatir. 

Mantener un buen ritmo sueño-vigilia. Hay que adaptarse a la somnolencia diurna, descansando cuando se sienta la necesidad, pero sin descompensar el ritmo de sueño y vigilia: dormir cuatro o cinco horas significa no poder dormir por la noche, pasar una noche en blanco y tener dificultades para estar despierta durante el día, entrando en un círculo vicioso.

Apuesta por una cena equilibrada y ligera. Para atenuar los problemas digestivos, es importante consumir comidas ligeras y frecuentes, dando preferencia a las proteínas por la noche y respetando un intervalo de dos a tres horas entre la cena y el momento de irse a la cama.

La postura antiácido. Para combatir el reflujo gastroesofágico, la posición semiincorporada puede funcionar. Ponerse un par de cojines debajo de la espalda mantiene el tronco inclinado en unos 45º respecto al colchón. Pero, si el trastorno resultase insoportable, el ginecólogo podría prescribir un fármaco protector del estómago.

62 Comentarios Comentar

TE PUEDE INTERESAR

Sueño y cansancio en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Comentarios (62)
  • user_avatar
    Guest - invitado

    Yo estoy de cuatro meses y he pasado del cansancio al insomnio...y prefiero lo primero!!

  • user_avatar
    Guest - invitado

    yo estoi de 3meses y medio y no duermo tanto como al principio pero tavia toi mui kansa..

  • user_avatar
    Guest - invitado

    hola amashantal,soy isa, yo tambien soy nueva,yo estoy de 7 meses, a mi tambien me dio al principio del embarazo por el sueño y el cansancio y tambien se me juntaron las nauseas y el comer poquito, la verdad que se pasa mal, y mas cuando trabajas de cara al publico y 8 horas como me paso a mi, pero despues del cuarto mes me empezo a desaparecer, y ya estaba mas animada, asique muchos animos!!!

  • user_avatar
    Guest - invitado

    ¡Hola a todo el mundo!Soy nueva en la web.Yo estoy de 10 semanas y la verdad es que el cansancio y la somnolencia me han desaparecido hace escasamente poco más de una semana.Creo que que ha sido un período corto de tiempo....¡¡Menos mal!!Porque estaba deseando empezar a hacer ejercicio y deporte.Aprovecharé al máximo este receso... ; )

  • A mi me paó igual estando se 6 y 2 dias y ahora de 7 y 5 dias ya se ve y e oye el latido.

PUB - Banner OAS AD 'Bottom2' Articulo Patrocinado

PUB - Banner OAS AD 'Bottom1' Articulo Patrocinado