Mi bebé y yo

¡Habla al bebé en el embarazo!

( 2 votos) load

¿Has probado de hablar con el bebé durante el embarazo? ¡Es algo mágico! Tiene muchos beneficios para el pequeño, ya que se establece un vínculo prenatal muy fuerte con él. Te explicamos cómo hacerlo. 

Quizás se te ha pasado por la cabeza en más de una ocasión. Lo cierto es que hablar al bebé, ya desde los primeros meses del embarazo, es una bonita forma de transmitirle todo tu amor y tu atención. Pero, ¿cómo hacerlo? Se utilizan varias técnicas para comunicarse con el niño: a través del canto, la respiración o el tacto.  

Una de las técnicas más utilizadas consiste en la visualización positiva y se basa en el uso de imágenes mentales. La futura mamá debe encontrarse en un estado de profunda relajación y empezar a visualizar a su hijo e imaginarlo en situaciones positivas. Mediante esta técnica, la embarazada aprende a abrir los canales psíquicos y emocionales que le permiten entrar en sintonía con las necesidades del bebé. Al principio del embarazo, puedes imaginar el bebé envuelto en un rayo de luz. Este rayo de luz representa el amor de la mamá para hacerle sentir acogido y protegido. Es una forma de vivir con más conciencia su nacimiento.

Las primeras veces que se hace una visualización positiva, se puede contar con un guía. Es decir, un experto que ayude a la futura mamá a relajarse y le sugiera las imágenes mentales. Una vez se ha aprendido la técnica, se puede intentar hacer la visualización en casa, con la ayuda de una voz grabada o con una melodía de fondo. 

A continuación, te proponemos un ejercicio:
• Aíslate en un lugar tranquilo y siéntate en el suelo con las piernas cruzadas.
• Comprueba que la columna vertebral está relajada y recta.
• Realiza algunas respiraciones dejando que, durante la espiración, el pecho caiga sobre el abdomen.
• Repite la respiración de forma pausada. La inspiración debe ser profunda y la espiración calmada y relajada.
• Siente cada parte de tu cuerpo, de forma agradable y tranquila.
• Imagina un rayo de luz que se mueve dentro de ti. Es tu útero.
Visualiza a tu bebé: los brazos, las manos, los dedos, las piernas...
• Imagina una luz como si se tratara de un nido envuelve el bebé. La luz es el amor que le envías. Su corazón se ilumina.
• Espera la respuesta del bebé y siente como su amor viene hacia ti.
• Respira profundamente y, cuando te sientas lista, abre los ojos y lentamente retoma el contacto con el entorno.

Te puede interesar

Hablar con el bebé durante el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)