Mi bebé y yo

Lee en voz alta al bebé que está dentro de ti

( 0 votos) load

Leer en voz alta al bebé que crece en tu vientre puede ser una buena forma de relajarte y regala unos mimos sonoros y un cuidado especial a tu pequeño, sentando las bases de la relación mamá-hijo.

Un diálogo especial

Durante el último trimestre de embarazo, el bebé aprende a reconocer y a amar las voces de sus padres; al nacer, su oído ya está muy desarrollado y preparado para recibir los sonidos que ya conocía dentro de la barriga. Además, muchos estudios han demostrado la capacidad del recién nacido para reconocer una melodía o una cantilena que ha escuchado muchas veces en las últimas semanas de embarazo.

La comunicación prenatal influye positivamente en el desarrollo lingüístico y cognitivo del niño. Leer en voz alta puede ser la ocasión perfecta para empezar a hablar con tu hijo. El bebé escucha y reconoce la voz de su mamá, entiende que está hablando con él y, normalmente, responde con pataditas o volteretas.

Una pausa de relax

Además de influir positivamente en la relación entre mamá y bebé, leer “a la barriga” ofrece a la futura mamá una ocasión para frenar los ritmos frenéticos de la vida diaria y dedicar un momento del día únicamente a su bienestar psicofísico y a su pequeñín. En esos momentos, la mamá centra su atención en el niño y dedica unos momentos a fantasear y a imaginarle, está preparada para percibir los movimientos con los que el bebé responde a su voz y compartir con él una actividad agradable y relajante. Además, se ha observado que las mamás que durante el embarazo han experimentado la lectura en voz alta siguen teniendo esta costumbre también después del parto, algo que comporta muchos beneficios para el bebé, tanto en la relación con su madre como en su desarrollo cognitivo.

Cómo hacerlo

Para que la cita con la lectura sea una oportunidad de relax, es importante crear el ambiente adecuado. Nuestra primera sugerencia es que elijas un sitio tranquilo y una posición cómoda. Si fuera posible, lo ideal sería eliminar cualquier distracción (radio, televisión, etc.), creando un ambiente silencioso que facilite la comunicación entre mamá y bebé. Si lo prefieres, puedes poner algo de música para conseguir un mayor estado de bienestar. No existen reglas sobre la frecuencia de esta práctica, pero lo ideal sería conseguir hacerlo todos los días: es suficiente con media hora.

¿Qué texto hay que elegir?

La futura mamá podrá decidir si leer una novela que le guste mucho, su poema favorito o un cuento de su infancia. Compartir estas lecturas con su niño será una forma de acogerle en su mundo. Si no te apetece leer una novela, también puedes elegir un libro para niños menores de un año, perfectos tanto para antes como para después del nacimiento. Existen colecciones de nanas y cancioncitas preciosas, cuyas repeticiones y ritmo lento son muy agradables para los bebés desde los primeros meses de vida.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Lee en voz alta al bebé que está dentro de ti Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)