Síguenos
Mi bebé y yo

Mensajes de amor

( 2 votos) load

No es necesario esperar nueve meses para transmitir a tu hijo tu amor. Te presentamos las técnicas que te ayudan a comunicarte con tu pequeño desde el principio.

No es necesario esperar nueve meses para transmitir a tu hijo tu amor y crear un vínculo con él. Descubres las técnicas que te ayudan a comunicarte con tu pequeño.
  1. Visualización. Consiste en imágenes mentales que la mamá elabora en un estado de profunda relajación. Mediante esta técnica, la mujer aprende a abrir gradualmente los canales emocionales y psíquicos que le sirven, y le servirán sobre todo después del parto, para sintonizar con su bebé. Imaginar al niño desde el inicio del embarazo, pensar en él envuelto en un haz de luz que representa el amor de la mamá, ayuda a que el bebé se sienta acogido y protegido, y a vivir su nacimiento de forma más consciente.
  2. Hablar con él. La voz materna es, sin duda, el estímulo que llega al pequeño de forma más intensa y frecuente. Cada vez que la mamá habla, sus cuerdas vocales vibran, formando ondas sonoras que son absorbidas por los tejidos y por los órganos, y logran llegar al útero en gran parte. El niño reconoce el sonido, la entonación y, sobre todo, la carga emocional de la persona que le habla. Por esa razón, hablar al pequeño cuando está en el vientre materno representa la manera más eficaz de establecer contacto con él.
  3. En el agua, como un abrazo. Prepararse para el parto sumergida en el agua ayuda a sintonizar con el niño, que nada en el líquido amniótico. La lentitud de movimientos que el ambiente acuático impone y la posibilidad de flotar permiten abandonar todas las tensiones y favorecer la relajación y el recogimiento. De esta manera, la futura mamá puede dejarse llevar y volver, en cierto modo, a sus orígenes.
  4. Rebirthing, un soplo de bienestar. El rebirthing (que significa "renacimiento") es una técnica de relajación profunda. Se basa en un tipo de respiración especial, que se produce sin interrupciones y de manera circular, es decir, inspirando y espirando siempre a través del mismo canal, la nariz o la boca. De este modo, se crea una reacción bioquímica que activa algunos neurotransmisores, involucrados en los mecanismos de regulación de la ansiedad y del estrés, que actúan a nivel psíquico, suscitando unas emociones especiales.
  5. Cántico carnático. Ideado por el matrón francés Frederic Leboyer, creador del "nacimiento dulce", resulta útil en el embarazo, pero también durante el parto. De acuerdo con las enseñanzas orientales, la garganta y el canal vaginal están conectados entre ellos. Por esta razón, si la zona de la faringe está relajada, también lo está la del útero y la vagina. En este sentido, durante la dilatación, el canto carnático favorece la dilatación.


big Img
Foto 1 de

|

Visualización: ¿Cómo se hace?
Normalmente, al principio, las visualizaciones son guiadas. Un experto ayuda a la mamá a relajarse y, a continuación, le sugiere las imágenes mentales en las que tiene que concentrarse. Aprendida la técnica, es posible realizar los ejercicios en casa con la ayuda de una grabación.

|

Hablar con él: ¿Cómo se hace?
Puedes dirigirte a tu hijo desde el primer trimestre de embarazo. Si bien el aparato auditivo no se completa hasta el segundo trimestre, tu pequeño puede percibir tus emociones mucho antes. Así pues, el hecho de hablarle se convierte en un modo de afirmar su presencia y hacerle sentir que le quieres desde que sabes que está dentro de ti.

|

En el agua, como un abrazo: ¿Cómo se hace?
Si tu ginecólogo no te lo ha contraindicado, ya durante el primer trimestre puedes sumergirte en el agua, con una temperatura agradablemente templada, dentro de tu bañera. Apoya las manos delicadamente sobre la parte inferior del abdomen y concéntrate con los ojos cerrados, pensando en tu hijo, que recibe la caricia del agua, exactamente como te sucede a ti. Si vas a la piscina con tu pareja, pídele que te sostenga mientras tú flotas estirada. Relaja todas tus tensiones corporales y déjate mecer por el agua dulcemente, procurando respirar lentamente y visualizar al pequeño.

|

Rebirthing, un soplo de bienestar: ¿Cómo se hace?
Al principio, es importante dejarse tratar por un terapeuta. Con la ayuda del rebirther, aprendes a encontrar el ritmo de respiración adecuado. En general, al cabo de cuatro sesiones, la mamá podrá hacerlo sola. Finalizados los ejercicios, el monitor ayuda a la mamá a comprender las emociones, sobre todo las negativas, que emergen durante el encuentro. Una sesión completa dura cerca de 40 minutos.

|

Canto cárnatico: ¿Cómo se hace?
El canto carnático se realiza a partir de un estado de silencio, porque cada sonido surge, precisamente, de él, y, al concluir, también regresa a él. Se trata de realizar vocalizaciones simples ("aaa", "ooo", "eee") o de usar la consonante "m". Según la vocal emitida, la forma de la boca cambia y se regula la salida de aire, produciendo efectos distintos en el cuerpo y en la mente. Cada vocalización debe ser prolongada y durar todo el tiempo de una espiración. Lo ideal es dedicarse a esta práctica durante un cuarto de hora todos los días.

|

Mimos con música: ¿Cómo se hace?
Los musicoterapeutas, durante las sesiones con embarazadas, proponen un tipo de escucha activa, unida al ritmo y al movimiento. La música no puede prescindir de estos dos elementos.

Te puede interesar

Trucos para lanzar mensajes de amor al bebé en la barriga Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)