Mi bebé y yo

Antojos extraños en el embarazo

( 0 votos) load

Los antojos, tan típicos durante el embarazo, en algún casos, pueden parecer muy extraños... Por ejemplo, al marido de Beyonce, Jay-Z, le costaba satisfacer los extraños deseos de su mujer.

"Toma tentempiés de galletas Oreo y pepinillos, helados Bounty con salsa picante y le encanta remojar plátanos en el kétchup. Para desayunar, come curasán con barritas de chocolate derretido como relleno, acompañado de cerveza de jengibre y hielo picado". Jay-Z, el productor americano marido de la bella cantante Beyonce, explicaba así qué comía la futura madre. ¡Son realmente extraños los antojos de Beyoncé!

Pero ¿cuánto hay de cierto en los antojos durante el embarazo?

En primer lugar, debemos olvidar las historias de nuestras abuelas: no satisfacer los antojos repentinos que se producen durante el embarazo no tiene consecuencias para el feto, y no provoca manchas en la piel. Las manchas en la piel de los recién nacidos son sólo alteraciones leves completamente benignas, que no suponen ningún riesgo.

Pero más allá de estas leyendas urbanas, el asunto merece mayor consideración: los antojos son impulsos repentinos e irresistibles, que obligan a la mujer embarazada a comer algo sabroso o inusual, un sabor concreto que en ese momento se convierte en indispensable.

De la misma manera que una mujer embarazada puede experimentar una molestia terrible simplemente oliendo o saboreando un alimento que siempre ha adorado y que le apetecía especialmente. Los antojos y el asco a ciertos alimentos pueden ser determinados por los cambios hormonales del embarazo, que afectan a los receptores del gusto, pero no existe a nivel científico una explicación precisa y compartida del problema: algunos estudiosos creen que estos antojos dependen del hecho de que la futura madre sea golosa, mientras que otros sostienen que corresponde a la necesidad de remediar algunas deficiencias nutricionales. Pero está claro que algunas mujeres embarazadas quieren determinados alimentos, combinaciones inusuales de alimentos o gustos muy concretos.

El embarazo implica muchos trastornos en la vida alimentaria de la futura madre. Lo importante es actuar con juicio y moderación, sin pasarse comiendo alimentos poco saludables o potencialmente dañinos. Si no tienes problemas especiales de peso o salud, satisfacer un antojo es una pequeña gratificación, a la que tiene derecho cualquier madre.

Vosotras, ¿qué antojos tenéis? ¿Hay algún alimento que no podáis soportar?

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Antojos extraños en el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)