Mi bebé y yo

"Mater sempre certa"... Pero ¿y el papá?

( 0 votos) load

La naturaleza es sabia y ha ideado una estratagema para que, de forma espontánea, los futuros padres desarrollen un sentido de pertenencia y protección hacia el hijo que tiene que llegar.

Los antiguos romanos afirmaban “mater sempre certa, pater nunquam”, o lo que es lo mismo, "la maternidad siempre está asegurada, la paternidad nunca". Sin embargo, la naturaleza se las ha ingeniado para superar este dicho con un pequeño truco: los niños a menudo se parecen a su padre más que a la madre durante el primer año de vida.

De hecho, la razón de esto reside en el deseo de las madres de que la paternidad sea reconocida y, por tanto, protegida. Los evolucionistas consideran que este código es tan profundo que incluso cuando la regla no se cumple, y el bebé se parece sobre todo a la madre, la mujer sigue sosteniendo que es igual que el padre.

El dilema sigue vivo hoy en día. De hecho, en algunos países, existe aún una presunción de paternidad de 300 días: esto implica que, en caso de separación entre los cónyuges, un niño nacido 300 días después de esta fecha ya no podría ligado al padre. De todos modos, hoy en día, una sencilla prueba de ADN puede esclarecer la situación de manera más fácil.

Antropólogos de todo el mundo están de acuerdo en afirmar que los niños con padre reciben más alimento y atención que los demás.

Así pues, las madres han heredado un mecanismo psicológico que las lleva a ver similitudes con los padres o con los abuelos paternos incluso cuando éstas no son tan evidentes. Ésta es la razón de la extraña sensación de irritación que experimentan muchas madres cuando en la sala de visita de maternidad amigos o familiares insisten en encontrar similitudes distintas a las observadas por ellas.

Tras el primer año de vida, el niño suele cambiar de manera radical sus rasgos físicos, mostrando un aspecto más consistente con respecto a la mezcla genética de ambos padres; esto sucede, de hecho, cuando el bebé ya ha sido totalmente aceptado.

Tal vez pueda tratarse simplemente de una cuestión relacionada con el amor. Al fin y al cabo, la madre ve en el pequeño los rasgos de la persona a la que ama, con quien ha conseguido llevar a cabo el milagro de la concepción.

Te puede interesar

"Mater sempre certa"... Pero ¿y el papá? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)