Mi bebé y yo

Danza y canto durante el embarazo

( 1 voto) load

Estas técnicas resultan muy útiles durante la gestación, ya que ayudan a la futura mamá a tomar conciencia de su cuerpo, a liberar tensiones y a prepararse física y emocionalmente pare el momento del parto. 

El embarazo es un período de cambios, de crecimiento interno y externo, en el que es fundamental establecer un vínculo prenatal. Esto hará que se estrechen los lazos familiares para toda la vida. El canto y la danza durante el embarazo favorecen estos lazos de unión, al tiempo que crean una mejor conexión con el cuerpo, alcanzando un equilibrio físico, emocional y espiritual.

Bienestar físico y emocional
El canto es uno de los mejores medios de expresión. Utilizar la voz significa controlar la respiración, que mejora y se hace más profunda; además, con ello, hacemos trabajar al diafragma. Asimismo, cantar nos predispone a sonreír, produciendo un bienestar y una armonía grupal inmediata. Utilizar la voz permite al  cuerpo encontrar una postura relajada y correcta.

La danza es vida, es movimiento. Para poder integrarla de forma armónica y eficaz, tenemos que tener en cuenta la unión cuerpo-mente-espíritu. El objetivo es liberar los dolores de nuestro cuerpo, producidos por las malas posturas, las tensiones emocionales y las actitudes mentales rígidas. La danza oriental es una excelente manera de educar el cuerpo, con movimientos armónicos, suaves y simétricos, si bien cada cual debe establecer su propio ritmo, dando paso a su movimiento y a la unidad en el grupo. En la integración de la danza y el canto, son fundamentales la respiración consciente, escuchar el cuerpo y actuar sobre los pensamientos. Sin duda, uno de los mejores momentos para introducir el canto y el baile es en los cursos de educación maternal; al hacerlo en grupo, se convierte en un momento de placer, de alegría, de encuentro con una misma, en entera comunicación con su hijo y con el grupo en el que está integrada.

El canto carnático: ¿en qué consiste? 
Se trata de un canto tradicional del sur de la India, que fue introducido y transmitido en Europa por el obstretra francés Frédérick Leboyer a principios de los años 60. En el canto carnático, la mujer realiza vocalizaciones simples y repetidas, que van acompañadas por una respiración abdominal lenta y profunda. Según la vocal emitida, se producirán efectos distintos en el cuerpo y en la mente. El canto y la respiración producen un estado de relajación, el el que no sólo se trabaja la zona abdominal, sino que también se estimula la garganta: el canal vaginal está relacionado con la garganta, tanto a nivel celular como energético. Esto produce un efecto curativo que puede ayudar a disminuir o a eliminar bloqueos psicoemocionales.  

matrona-abril11


Rosa María Pascual Mate. Matrona y monitora de musicoterapia.

 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Danza y canto durante el embarazo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)